Seiscientos jóvenes piden ayuda para comprar casa en zonas rurales

Viviendas de reciente construcción en Trujillanos, junto a Mérida. :: brígido/
Viviendas de reciente construcción en Trujillanos, junto a Mérida. :: brígido

Las solicitudes para acogerse a las subvenciones del plan estatal agotan el dinero disponible antes de tiempo

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Cerca de 600 jóvenes de la región han solicitado la ayuda para comprar una casa en zonas rurales, uno de los programas contenidos en el nuevo Plan Estatal de Vivienda. Las peticiones superan el dinero disponible, lo que ha llevado a la Consejería de Movilidad a declarar la conclusión de la convocatoria.

La Junta de Extremadura lanzó a comienzos de año la convocatoria de ayudas del Plan Estatal de Vivienda para 2019. Entre ellas se encuentra el programa de subvenciones a jóvenes para la adquisición de vivienda habitual y permanente localizada en un municipio de pequeño tamaño, a lo que se destinó un presupuesto de un millón de euros.

La iniciativa está dirigida a menores de 35 años que compren una vivienda de 100.000 euros como máximo en una localidad que cuente con menos de 5.000 habitantes. A 1 de enero del pasado año, 353 de los 388 municipios de la región cumplían ese requisito, más del 90%. La cuantía de la ayuda será del 20% del precio de adquisición, excluidos los gastos y tributos inherentes a la compra, y con un tope de 10.800 euros por vivienda.

La Junta destaca que el éxito de estas ayudas determinará la base de futuras convocatorias

El plazo de presentación de solicitudes estaba abierto hasta el 31 de diciembre, pero la demanda ha llevado a dar por concluido ese periodo. Según recoge el acuerdo publicado en el Diario Oficial de Extremadura, ha sido necesario tomar esa decisión porque la estimación de las solicitudes de subvención hasta ahora presentadas conllevaría el agotamiento del crédito disponible.

La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda señala que se han recibido 588 solicitudes. En caso de que todas cumplan con los requisitos exigidos (lo que no suele suceder), y aunque solo tuvieran derecho a la mitad de la subvención máxima (5.400 euros), sería necesario triplicar la dotación de la convocatoria para que se pudiera atender las peticiones registradas.

Agotamiento del plan

Este programa no es el único que se ha visto superado por la demanda. La Administración regional también ha declarado la conclusión del programa de fomento de la conservación, la mejora de la seguridad y la accesibilidad en viviendas, lo que incluye la instalación de ascensores, salvaescaleras y rampas. Contaba con una dotación de un millón de euros y el plazo de presentación de solicitudes también expiraba el 31 de diciembre.

Esta línea contempla ayudas máximas de 3.000 a 17.000 euros por vivienda y pueden llegar al 75% de la inversión subvencionable para familias con bajos recursos o para actuaciones promovidas por personas con discapacidad o por mayores de 65 años.

Según indica la Consejería de Movilidad, en este programa se han recibido 480 solicitudes. Para que todas puedan acogerse al dinero disponible no deberían recibir más de 2.100 euros cada una de media.

En cuanto al resto de líneas, el programa de fomento de la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad cuenta hasta el momento con 163 peticiones. También dispone de un millón de euros de dotación. Estas ayudas están destinadas a la mejora de la envolvente de los edificios o a la sustitución de equipos de calefacción o refrigeración por sistemas más eficientes y menos contaminantes. La subvención máxima es de 8.000 a 16.000 euros en caso de edificios de vivienda colectiva y de 12.000 a 24.000 para unifamiliares, aunque puede ser mayor si la actuación tiene lugar en localidades de menos de 1.000 habitantes y los promotores son jóvenes o mayores de 65 años.

En este caso, la convocatoria sigue vigente, pero la Consejería de Movilidad señala que «los últimos análisis evidencian que se supera el crédito de la convocatoria, por lo que es previsible que vaya a publicarse la terminación del plazo de presentación de solicitudes».

Las ayudas regionales del Plan Estatal de Vivienda se completan con otros dos programas, el destinado al alquiler y otro específico de subvenciones al alquiler para jóvenes. El plazo de presentación de solicitudes terminó en febrero. En el primer caso se recibieron 1.987 peticiones y en el segundo se llegó a 2.145. Más de 4.000, el doble que en la convocatoria anterior.

La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda destaca que «el éxito de estas convocatorias determina la base de futuras ayudas dentro los planes autonómico y estatal», que deberán tener en cuenta la demanda recibida este año.