Extremadura alcanzará los 44 grados el fin de semana con la primera ola de calor

Una familia refrescándose en Mérida en agosto pasado en una fuente pública./HOY
Una familia refrescándose en Mérida en agosto pasado en una fuente pública. / HOY

La Aemet pronostica que comenzará el viernes y durará hasta el lunes | A partir de la mitad de la próxima semana regresarán las temperaturas de poco más de 30 grados

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Primer episodio de calor intenso en Extremadura a partir del próximo viernes. Durará, previsiblemente, hasta el lunes y propiciará que el sábado y el domingo se alcancen temperaturas máximas de hasta 44 grados en la región, mientras que las mínimas rondarán los 22/23 grados. Esta es la previsión que avanza hoy la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que habla de ola de calor en España aunque en Extremadura técnicamente no está claro que aún se pueda calificar como tal. Pero, con independencia de si todos los parámetros exigidos para, meteorológicamente hablando, denominar ola de calor, «la realidad es que va a hacer calor intenso a partir de finales de esta semana, el primer episodio de altas temperaturas máximas y también mínimas en nuestra comunidad», reseña Marcelino Núñez, delegado territorial de la Aemet. «El choque será bastante evidente respecto a lo que hemos tenido hasta ahora, incluso hoy mismo, con temperaturas de poco más de 30 grados y cielos con nubes», remata Núñez. Hoy mismo, según la Aemet, puede incluso llover en algunos puntos de Extremadura.

El primer capítulo de altas temperaturas en este verano se produce por la entrada de aire cálido desde África pero, en este caso, va a entrar más por el este de la Península Ibérica que por el suroeste. Esto hará que, en primer lugar, el calor sofocante vaya a llegar más tarde a Extremadura que a otros territorios del país y, en segundo lugar, no vaya a ser tan acusado en el caso de las mínimas. En este sentido se van a superar sin problemas los 25 grados y se van a alcanzar los 40 grados en ciudades del norte peninsular donde no se está acostumbrado a estos llamativos indicadores.

El termómetro empezará a subir en la región a partir de mañana, aunque el miércoles no habrá cambios significativos. El jueves se llegará ya a los 38 grados de máxima en los puntos más calientes pero todavía la noche será benigna. A partir del viernes el termómetro se dispara: ya se alcanzarán los 41 grados en los valles del Guadiana, del Tajo y del Alagón. El sábado se podrían llegar a los 43 y el domingo a los 44 grados. A partir del lunes, la Aemet indica que se producirá una bajada de las temperaturas aunque seguirá haciendo bastante calor en esa jornada, rondando los 40 grados.

A partir de mitad de la próxima semana el verano se volverá agradable, incluso muy agradable, con previsión por parte de la Aemet de máximas de apenas 30 grados para finales de la primera semana de julio.