El tren Badajoz-Madrid se avería en mitad del campo y deja a 160 pasajeros sin luz ni calefacción

Un tren tuvo que desplazarse desde Talavera de la Reina para remolcar el convoy averiado a tres kilómetros de Navalmoral de la Mata:. HOY

Los viajeros estuvieron detenidos dos horas y media a tres kilómetros de Navalmoral | Llegaron a la capital en autobuses con cuatro horas de retraso

ÁNGELA MURILLO

Sin luz, sin calefacción y encerrados en un tren parado en mitad del campo. Así terminaron el primer día del año 163 pasajeros del media distancia que partió ayer de Badajoz a las 17.18 horas con destino a Madrid. Los afectados llegaron a sus destinos de madrugada y con cuatro horas de retraso, tras quedar detenidos durante dos horas y media en plena oscuridad a tres kilómetros de Navalmoral de la Mata. Antes habían estado parados otra hora en la estación morala.

A eso se suma que los viajeros que emprendieron su periplo en la capital pacense ya habían sufrido una avería anterior en Mérida, donde tuvieron que cambiarse a otro convoy de reserva. Esto hizo que llegaran a Cáceres con una hora de retraso. A las 22.30 horas, ese segundo tren sufría otra avería mecánica en la propia estación de Navalmoral, donde estuvo detenido en torno a una hora, según Renfe. Los pasajeros relataron a través de las redes sociales los tensos momentos vividos. «Hemos estado montados a oscuras en la estación casi una hora mientras el maquinista intentaba encender el tren. Lo ha conseguido, pero en la salida de Navalmoral ha ido perdiendo velocidad hasta quedar parado en mitad de la nada, a unos dos kilómetros de la estación. Y aquí estamos, a oscuras y parados, pasando mucho frío, con niños llorando y dos coches de la Guardia Civil marcando nuestra posición», relataba a HOY Navalmoral uno de los pasajeros.

Renfe explica que en un primer momento se intentó buscar medios alternativos para llevar a los pasajeros por carretera de forma inmediata pero fue imposible debido «a la hora y a la fecha», de manera que se optó por pedir un tren de socorro desde Talavera de la Reina para remolcar hasta la estación de Navalmoral el tren averiado.

Antes de pararse en mitad del campo el tren estuvo detenido una hora en la estación de Navalmoral.: HOY
Antes de pararse en mitad del campo el tren estuvo detenido una hora en la estación de Navalmoral.: HOY

Una vez realizada esta operación, los pasajeros fueron llevados a sus destinos por distintos medios: 30 siguieron su trayecto hasta paradas intermedias en el tren llegado desde Talavera y el resto fueron trasladados en dos autobuses hasta Madrid. Otros dos fueron trasladados en taxis y algunos fueron recogidos por familiares, según confirma la propia Renfe. Tenían que haber llegado a la capital a las 23.09 horas pero lo hicieron con cuatro horas de retraso: once horas de viaje para los usuarios que salieron de la capital pacense.

Más averías el primer día del año

Este media distancia no fue el único tren afectado por averías el pasado 1 de enero. Otro fallo causó trastornos a casi cien viajeros del Talgo que partía a las 08.45 horas desde Badajoz con destino a Chamartín.

Una avería en Mérida provocó un retraso de 40 minutos que generó crispación entre los viajeros que tenían que coger el tren en la estación de Cáceres a las 10.35 horas. En ese punto se resolvió la avería entre las caras de cabreo e indignación de los viajeros, que esperaron durante más de 30 minutos a montarse en el convoy mientras veían como en las pantallas de la estación se anunciaba el tiempo de retraso. «Algunos vamos a perder vuelos que tenemos previstos para esta tarde», decían varios usuarios.

300 afectados en dos días

Un total de 290 personas han resultado afectadas por las cuatro averías registradas en los trenes extremeños en los dos primeros días del nuevo año. La última de las cuatro averías se ha producido esta misma mañana en el tren Cáceres-Sevilla de las 6.46 horas. Sus doce viajeros han tenido que viajar en autobús hasta Mérida y el tren circulaba con diez minutos de demora, según han informado fuentes de Renfe.

La mayoría optó por poner hojas de reclamaciones y ante la falta de respuestas, uno de los viajeros mantuvo una discusión con uno de los empleados de Renfe, que llamó a la Policía Nacional para que se personara en la estación. Cuatro agentes se desplazaron allí para mediar.

Vara pedirá «explicaciones y acciones»

Las reacciones políticas a este nuevo capítulo de incidentes en las conexiones ferroviarias de Extremadura no se han hecho esperar. «Ante los acontecimientos de esta noche en los trenes extremeños exijo al Gobierno respuestas, explicaciones y acciones concretas», ha escrito esta mañana en Twitter el presidente de la Junta Guillermo Fernández Vara. La consejera Begoña García Bernal le ha pedido a Renfe que suspenda temporalmente el servicio si no puede garantizar la seguridad de los usuarios.

Por su parte, la portavoz del PP extremeño, Gema Cortés, calificó la situación de «intolerable».

 

Fotos

Vídeos