Miles de personas se 'mojan' en Cáceres por un tren digno

Vista aérea de la manisfestación en Cáceres. / Lorenzo Cordero

Los manifestantes han gritado consignas como 'Tren digno ya para Extremadura', 'Luego diréis que somos cinco o seis' o 'De norte a sur, de oeste a este, tren digno ya cueste lo que cueste'

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Ayer se cumplieron todas las previsiones. La Agencia Estatal de Meteorología anunció un 100% de probabilidad de lluvia para el domingo, 18 de noviembre, y el Pacto Social y Político por el Ferrocarril esperaba más de 10.000 manifestantes en Cáceres. Y así fue. Llovió durante toda la mañana y miles de extremeños se 'mojaron' para reivindicar un tren digno. El baile de cifras también era de esperar. La Delegación del Gobierno dijo que se congregaron 15.000 manifestantes y la organización de la marcha contabilizó 25.000.

Lo que está claro es que ayer Cáceres vivió una manifestación histórica. Desde la estación de Renfe, en la avenida Juan Pablo II, pasando por la avenida de Alemania y hasta el céntrico paseo de Cánovas, la imagen aérea lo decía todo. A las 12.00 horas se podía ver un manto formado por miles de paraguas. Debajo de ellos estuvieron extremeños reclamando un tren digno del siglo XXI, igual que el que pasa por todas las regiones de España.

«No podemos romper la unidad de este proyecto; Cáceres ha petado de gente y de dignidad»

«No podemos romper la unidad de este proyecto; Cáceres ha petado de gente y de dignidad» Guillermo Fernández Vara Presidente de Extremadura

«Es difícil contar a los asistentes cuando no se está; el sábado igual que el domingo fue un éxito»

«Es difícil contar a los asistentes cuando no se está; el sábado igual que el domingo fue un éxito» José Antonio Monago Presidente del PP en la región

La cabecera de la marcha la lideraron políticos y representantes de la patronal y sindicatos. Juntos sujetaron una pancarta en la que se leía 'Extremadura Tren Digno Ya. Súmate'. Tras ella, estuvo en el centro el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que viajó desde Mérida a Cáceres en tren. En esta ocasión, según él mismo reconoció, fue puntual y no registró ninguna incidencia. Al bajarse en la estación insistió en la necesidad de que España salde la deuda que tiene con la comunidad en materia ferroviaria. «Eso ocurrirá el día en que los extremeños puedan montar en un tren y viajar desde Badajoz a Madrid de una manera digna y decente». Aseveró que «la sociedad hoy está muy unida en torno a este proyecto y los políticos no podemos romperla». Tras la manifestación, en su cuenta de Twitter escribió: «Cáceres ha petado de gente y de dignidad».

Por su parte, Monago, que también estuvo en la cabecera de la marcha, defendió que «los extremeños deben mantener en el tiempo esta reivindicación», aunque aseguró que «las voces resuenan mucho más en Madrid». Lo dijo antes de referirse a la manifestación convocada por el PP el sábado, 17 de noviembre, en la capital de España para pedir un tren digno. En esa cita también hubo baile de cifras. Según la Delegación del Gobierno, con datos de la Policía Nacional, acudieron 300 personas. Sin embargo, el PP dijo que hubo más de 5.000 manifestantes. «Es difícil contar a los asistentes cuando no se está y el sábado igual que el domingo fue un éxito», matizó Monago.

Desde Ciudadanos, la que estuvo en primera fila fue la diputada de este partido en la Asamblea, María Victoria Domínguez. Junto a ella el secretario de Acción Institucional de Ciudadanos Extremadura, Antonio Ibarra, reclamó «la necesidad de contar con un tren digno para terminar con el aislamiento que padece la región desde hace años».

También estuvieron presentes en el inicio de la manifestación los consejeros del Ejecutivo extremeño; la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín; los dirigentes de las dos diputaciones, Rosario Cordero y Miguel Ángel Gallardo; el presidente de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex), Francisco Buenavista; la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado; así como el representante de la patronal, Francisco Javier Peinado, y la secretaria general de Comisiones Obreras, Encarna Chacón, y su homóloga de UGT, Patrocinio Sánchez.

Entre las ausencias, destacó la de Podemos, que no asistió como partido porque, según ha asegurado en varias ocasiones, «la manifestación no ha contado con el apoyo de las plataformas sociales que más están luchando». Tampoco estuvo Milana Bonita, que ya organizó una concentración en Madrid el pasado 8 de septiembre.

Los que no faltaron fueron los miles de extremeños que viajaron hasta la ciudad desde diferentes puntos de la región en más de 150 autobuses. Con banderas y pancartas en las que podía leerse 'Papa, ven en tren, pero que llegue, no como los extremeños', 'No trenes viejos, no más basura, el tren nuevo ya y el AVE a Extremadura', recorrieron unos 1.200 metros. La mayoría de los mensajes iban acompañanados con el nombre de diferentes pueblos de Extremadura.

«Hay que mantener viva esta reivindicación los 365 días del año»

La directora del diario HOY, Manuela Martín, y el director de El Periódico Extremadura, Antonio Cid de Rivera, leyeron ayer el manifiesto con el que se puso punto y final a la manifestación del 18N celebrada en Cáceres. Ambos, desde el quiosco de la música y ante la atenta mirada de miles de asistentes, exigieron «un tren del siglo XXI porque hace décadas que a los extremeños se les niega la posibilidad que sí tienen el resto de los españoles».

Destacaron que «el tren ha pasado a ser una necesidad de esta región y, de algún modo, simboliza también los agravios que tradicionalmente se nos han hecho a los extremeños». Reivindicaron que «este 18N debe servir para identificarnos como pueblo en una lucha que no debe tener liderazgo político alguno, solo social, para demostrarle a los que mandan que estamos aquí y que queremos lo nuestro, lo que nos pertenece por derecho».

En el manifiesto también aludieron a las averías que padecen los extremeños con este servicio. «Cuando se compra un billete de tren en Extremadura hay que encomendarse a todos los santos para que el viaje acabe en el tiempo previsto y sin incidencias. Por estas razones sigue siendo necesario que los extremeños clamemos por un tren digno; por eso sigue siendo necesario un pacto por el ferrocarril que aúne todas las voluntades de los sectores sociales en la exigencia de que los proyectos de mejora de las conexiones ferroviarias en Extremadura dejen de ser proyectos guardados en un cajón y se conviertan en realidad».

Por todos esos motivos invitaron a «mantener viva esta reivindicación los 365 días del año para que las administraciones que nos han desatendido y abandonado durante muchos años no tengan la tentación de hacerlo de nuevo».

Incidieron en que un tren digno beneficiaría a toda la economía extremeña. «No admitamos más retrasos, más excusas, más recortes, para lograr el objetivo que debe unir a todos los extremeños: un tren digno para Extremadura ya», concluyó el manifiesto leído por los dos periodistas.

A las 12.15, la cabecera entró en la plaza de América. En ese punto, con la marcha parada, la marea llegaba hasta el lugar de partida de la manifestación. Ahí las voces se empezaron a escuchar con más fuerza. 'Tren digno ya para Extremadura', 'Luego diréis que somos cinco o seis' y 'De norte a sur, de oeste a este, tren digno ya cueste lo que cueste', fueron algunas de las consignas durante el recorrido, que acabó en el quiosco de la música de Cánovas sin incidentes, según la Delegación del Gobierno.

Fue allí donde la directora del diario HOY, Manuela Martín, y el director de El Periódico Extremadura, Antonio Cid de Rivera, leyeron el manifiesto final de este 18N. En él exigieron un tren del siglo XXI y que se cumplieran las promesas. Luego los asistentes cantaron a una sola voz el himno de Extremadura.

Ábalos: «Es de justicia mejorar el tren, pero no será de inmediato»

Unos minutos después de que finalizara la manifestación organizada por el Pacto Social y Político por el Ferrocarril que tuvo lugar ayer en Cáceres, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dijo en su perfil de Twitter que «es de justicia mejorar las líneas ferroviarias de Extremadura». Tras ver las imágenes de los manifestantes en la capital cacereña se comprometió a «aumentar la inversión, impulsar todas las actuaciones y mejorar el material rodante». Sin embargo, termino diciendo que no todo será tan rápido como se espera. «El tiempo de implantación y sus resultados no serán tan inmediatos como nos gustaría».

En Extremadura, las averías y retrasos continúan, con viajeros que quedan abandonados en medio del campo y se ven obligados a coger sus maletas hasta ser trasladados en autobuses o taxis a sus lugares de destino.

La región es la única de España sin un solo kilómetro de vía electrificada. De hecho, hay trazados del siglo XIX que siguen esperando ser arreglados. De Badajoz a Madrid se tarda unas seis horas en este transporte.

 

Fotos

Vídeos