«A Juan Francisco lo han matado por ser un hombre de paz»

Juan Franciso Lozano /
Juan Franciso Lozano

Cuatro personas están detenidas acusadas de acuchillar en Don Benito al guardia civil, que estaba fuera de servicio, en el exterior de un pub tras mediar éste en una discusión

En Zarauz, en el País Vasco, los guardias de la casa cuartel están consternados por la muerte de su compañero Juan Francisco Lozano, de 50 años, ayer de madrugada cuando trataba de mediar en una pelea en la localidad de Don Benito. El agente fue víctima de varias cuchilladas.. «Desde que la noticia ha trascendido mucha gente se ha interesado por lo sucedido y nos ha transmitido las condolencias», manifestó un compañero de la víctima. Juan Francisco llevaba ocho años destinado en labores de Seguridad en ese cuartel, cuenta Javier Peñalba, periodista del Diario Vasco.

Desde primera hora de ayer empezaron a difundirse a través de WhatsApp las fotos de los presuntos agresores. Fueron insertadas en la red por agentes de la Benemérita para acelerar la detención de los sospechosos.

«Era un hombre de paz. Le han matado cuando precisamente intentaba mediar en una disputa. Pudo haber rehuido el conflicto y marcharse pero su condición de agente se lo impidió, estaba por encima. Quiso poner paz y perdió la vida en el intento. Una verdadera desgracia», dijo otro guardia.«Era un excelente agente y una extraordinaria persona. Responsable en su trabajo, siempre estaba dispuesto a echar una mano a cualquiera que lo necesitase. Le vamos a echar mucho de menos. Es una gran pérdida para el grupo», añadió.

Más información

Cuatro detenidos

Juan Francisco Lozano Díaz, de 50 años, padre de un hijo y una hija, solía ir por Don Benito, su localidad natal, cuando su trabajo se lo permitía. Era un guardia civil con destino en el cuartel del municipio guipuzcoano de Zarauz, donde llevaba ocho años. Con unos días libres, decidió pasar el puente de Todos los Santos en Extremadura. Ayer de madrugada, poco después de las dos de la noche, perdió la vida cuando intentó ayudar estando fuera de servicio. Fue acuchillado en el exterior del pub, Boston, en la céntrica plaza de España dombenitense. Le estaban esperando. Minutos antes, el agente había mediado en un trifulca que se originó dentro del local de copas.

Cuatro personas, tres de ellos hermanos, están acusadas de participar en un suceso trágico que conmocionó otra vez a Don Benito. La información aportada por la Delegación del Gobierno en Extremadura indica que tres de los detenidos fueron los que agredieron con un arma blanca al agente en la calle.

Esos tres serían presuntamente los hermanos F. G. L, A. G. L. y O. G. L, residentes en Don Benito aunque oriundos de otro municipio de las Vegas Altas. Los tres, entre 20 y 30 años de edad, huyeron tras producirse la agresión mortal pero poco antes de la dos de la tarde se entregaron a la Policía Nacional.

El cuarto detenido estuvo declarando inicialmente como testigo en la Comisaría dombenitense, pero horas después se informó a los medios de comunicación que pasaba de ser testigo a imputado en el crimen, aunque no se conoce todavía el grado exacto de implicación.

Lo que se ha confirmado es que el agente recibió al menos dos puñaladas, concretamente en el cuello y en el costado, según explicó el portavoz de la Policía Nacional en Extremadura, Manuel Moreno. Ayer por la mañana se le realizó la autopsia en Badajoz.

El funeral por Juan Francisco Lozano Díaz se celebra esta mañana, a las once, en la iglesia de Santiago. Ayer su cuerpo fue velado en el tanatorio Tanesa de la localidad dombenitense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos