El cava regional pide al juez que le deje plantar más viñas porque es muy demandado

Julián Ramajo, Begoña García, Javier Gonzalo (director general de la PAC) y Pedro Rivero, ayer. :: brígido

Un informe de la Universidad extremeña explica que la superificie nacional puede crecer sin problemas a un ritmo de 900 hectáreas al año

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Hay demanda de cava y la seguirá habiendo a medio plazo. Y los precios no solo no han bajado, sino que la tendencia sigue siendo al alza para los productores de vino espumoso. Con estos dos argumentos, sustentados en un informe científico elaborado por profesores de la Universidad de Extremadura (UEx), la Junta justifica ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que la decisión el año pasado del Ministerio de Agricultura de bloquear el crecimiento de las hectáreas de cava no se ajusta a criterios objetivos y es anulable.

Según el estudio, la superficie de cava con denominación de origen debería incrementarse en España en casi 11.900 hectáreas hasta 2030, una media anual de 915 hectáreas, para satisfacer esa demanda y no perder el mercado que otros productos de espumosos están ganando por la limitación en España. Supondría que la superficie conjunta de los territorios donde está la DO Cava llegaría a 45.000 hectáreas, para dar respuesta a la demanda internacional, aunque el consumo nacional también sube pero a mucho menor ritmo.

La extraordinaria demanda de consumo de cava en países asiáticos, en Rusia y en Estados Unidos avala una estimación que choca de frente contra el decisión del Gobierno de Rajoy de limitar la superficie de cava en España para este año.

Mientras en España se frena la superficie de cava, aumenta la del competidor espumoso italiano

Esa medida ha dañado fundamentalmente a Extremadura, la región que más ha crecido como productora de cava. Por ese motivo, el Gobierno de Fernández Vara presentó en verano una demanda contra la medida del Ministerio de Agricultura que dirigía Isabel García Tejerina.

Extremadura aporta ahora el 3,8% de la superficie que está dentro de la DO cava. Toda en Almendralejo. Hay 1.367 hectáreas para producir espumoso allí. Solo 500 tienen ya uva porque el resto de las que están plantadas aún no dan fruto.

17 años de crecimiento

Como base fundamental para ese recurso, el Gobierno extremeño ha registrado un informe técnico elaborado por expertos de la UEx. Se registró el martes en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que debe resolver el pleito planteado por Extremadura contra el bloqueo al crecimiento del cava. El tribunal no resolverá hasta el próximo año.

«Tenemos tierra, agua, viñas y sabemos hacer un cava de primera calidad, por lo que queremos competir en todos los mercados y no vamos a permitir que nadie nos ate las piernas en esta carrera», dijo ayer la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García Bernal.

«Extremadura es el territorio que más crecimiento ha tenido en el sector del cava debido a la calidad y a la competitividad de nuestro producto y no hay una razón justificada por parte del Ministerio para impedir que contemos con más hectáreas, bien a través de nuevas plantaciones o replantaciones» concluyó.

En los últimos 17 años, el cava extremeño viene creciendo a un ritmo medio del 9% al año, una cifra «impresionante a pesar de una dura crisis económica de por medio».

El informe de la UEx ha utilizado criterios econométricos actualizados para analizar las posibilidades de crecimiento de la superficie de viñedo en la DO Cava a corto y medio plazo, indicó el coordinador del mismo, el profesor Pedro Rivero.

Y esos criterios apuntan lo contrario de otro informe, el de la Universidad catalana Rovira i Virgill, encargado por la DO Cava, que aduce que hay que frenar la producción y no ampliar la superficie agraria. «Han utilizado previsiones según lo que ha ocurrido antes en el sector, no lo que está ocurriendo. Y, además, usaron números erróneos», indicó ayer el profesor Julián Ramajo.

Ramajo evidenció que la evolución del consumo de cava y su precios muestran que la tendencia sigue siendo al alza en ambos casos y el bloqueo al crecimiento de la superficie en España «contrasta con los incrementos constantes de superficie de otros competidores internacionales».

Así, por ejemplo, la DO italiana Prosecco ha ampliado en 7.541 las hectáreas para este tipo vino en este año «para hacer frente al constante incremento de la demanda de vinos espumosos a nivel internacional, sin que ello esté suponiendo una devaluación del producto, sino todo lo contrario», sostienen los profesores de la UEx. En este sentido, ponen como ejemplo clarificador que el precio medio global del espumoso ha subido casi un euro por litro en los últimos años.

Francisco Javier Miranda, Lourdes Moreno, Francisco Manuel Parejo, Alejandro Richi completan junto a Rivero y Ramajo el equipo de la UEx que ha elaborado el informe.

Más

 

Fotos

Vídeos