A expensas del TSJM, ahora decide el Gobierno de Sánchez

Fue el consejo regulador de la DO Cava, controlado por productores e industriales catalanes, el que pidió al anterior Gobierno central del PP el veto al crecimiento del cava. Un bloqueo que perjudica no al sector del espumoso catalán, saturado y con problemas para colocar su producto, sino a los productores valencianos y, sobre todo, extremeños. La limitación del consejo regulador se pidió para tres años. Rajoy la aceptó para 2018 en principio. El Gobierno debe decidir de nuevo ahora si acepta o no la restricción para la nueva campaña. Ahora quien decide es el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez. Desde el Gobierno del PSOE de Extremadura se es tajante. «No hemos cambiado ni una coma nuestra reivindicación. Exigimos lo mismo que el año pasado. Y haremos todo lo que esté en nuestras manos para conseguir que el cava extremeño siga creciendo», enfatizó ayer Begoña García Bernal.

 

Fotos

Vídeos