Los cuatro aceleradores de Amancio Ortega, a la espera de una decisión del TSJEx

Inauguración de un acelerador comprado por la Junta en el Hospital Universitario de Badajoz. /HOY
Inauguración de un acelerador comprado por la Junta en el Hospital Universitario de Badajoz. / HOY

Hace año y medio que la Junta inició el proceso de compra por once millones de euros, pero un conflicto legal mantiene parado el proceso

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Extremadura aún no ha podido comprar ninguno de los cuatro aceleradores lineales de última generación que se ofreció a costear la Fundación Amancio Ortega. Hace año y medio que se inició el proceso de adquisición por casi 11 millones de euros, pero una guerra legal entre las dos únicas empresas del mundo que fabrican estos equipos mantiene el proceso paralizado. Ahora mismo el contencioso está en manos del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

El SES (Servicio Extremeño de Salud) espera tener la respuesta del TSJEx en octubre. Sin embargo, los aceleradores aún podrían tardar. Temen que las empresas agoten los plazos legales y vuelvan a recurrir, sea cual sea la decisión del máximo órgano judicial de la región.

¿Cuándo funcionarán?

Además, hay que tener en cuenta que se tarda en fabricar los equipos y en instalarlos. Luego hace falta un año para calibrarlos en los hospitales y que puedan entrar en funcionamiento. Eso supone que, «una guerra comercial», como lo calificó el consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha retrasado que los pacientes puedan contar con estos equipos.

Las cuatro máquinas de radioterapia se instalarán en Badajoz, Mérida, Plasencia y Cáceres. Los tres primeros servirán para sustituir equipos mas antiguos, que fallan en algunos casos, como en la capital pacense. En Cáceres la compra servirá para incorporar un nuevo acelerador.

Hace dos años y medio que el empresario Amancio Ortega acaparó los titulares al anunciar una donación de 310 millones de euros a la sanidad española para comprar equipos de radioterapia para luchar contra el cáncer. A Extremadura le correspondieron 12,8 millones y el SES decidió gastar la mayoría, 10,9, en los cuatro aceleradores. El resto del dinero ya se ha gastado. Han comprado tres tomografías computerizadas y un equipo de radioterapia intraoperatoria que ya funcionan.

El bloqueo solo afecta a los 10,9 millones de las máquinas de radioterapia. Se trata de equipos muy importantes porque se utilizan para destruir las células cancerosas sin afectar al tejido sano. La ventaja de los nuevos es que son más precisos y sirven para aplicar menos sesiones de radioterapia a los pacientes porque son más exactas.

La sanidad extremeña comenzó el proceso de compra de estas máquinas hace año y medio. Poco después adjudicó el contrato a la empresa Varian Medical System, pero la otra, Elekta Medical, recurrió. Su argumento es que los primeros no aportaron un compromiso de adscripción de medios personales y materiales y vulneraron el principio de igualdad y no discriminación.

La Comisión Jurídica de Extremadura dio la razón parcialmente a los que recurrieron y excluyó a Varian del proceso. El contrato recayó en Elekta en diciembre de 2018. Pero no fue el final.

En enero de este año Varian recurrió a los juzgados. El Contencioso Administrativo de Cáceres suspendió la decisión de la Comisión Jurídica de excluirlos, pero no entró en el fondo legal de la cuestión. Ahora está en manos del TSJEx, pero tampoco está claro que su respuesta acabe con el conflicto.

Cronología

Mayo de 2017
La Junta y la Fundación Amancio Ortega firman un convenio. El empresario textil dona 12,8 millones de euros a Extremadura para equipos de tratamientos oncológicos. El SES decide que la mayor parte, 10,9 millones, serán para comprar cuatro aceleradores, las máquinas que radian los tumores. Serán para sustituir equipos en Plasencia, Mérida y Badajoz e incorporarán uno nuevo en Cáceres.
Marzo de 2018
El SES inicia los trámites para comprar los equipos
Agosto de 2018
Se adjudica el contrato de los aceleradores a la empresa Varian Medical System
Septiembre de 2018
La empresa Elekta Medical presenta un recurso contra la adjudicación. Son las dos únicas marcas a nivel mundial que fabrican estos equipos
Noviembre de 2018
La Comisión Jurídica de Extremadura estima parcialmente el recurso y excluye a Varian del proceso. El SES adjudica el contrato a Elekta
Enero de 2019
Varian acude a los juzgados. Presenta un recurso ante el Contencioso Administrativo de Cáceres. Dos semanas después la sala deniega la suspensión de Varian de forma provisional, pero no decide sobre el fondo de la cuestión. Esa parte pasa al TSJEx que aún no ha resuelto