Convenio a tres bandas para poner en valor la figura de Muñoz-Torrero

Juan Carlos Moreno (Academia de Yuste), Segundo Píriz (UEx) y Ana Belén Valls (Fundación Muñoz-Torrero):: HOY/
Juan Carlos Moreno (Academia de Yuste), Segundo Píriz (UEx) y Ana Belén Valls (Fundación Muñoz-Torrero):: HOY

La presidenta de la fundación que lleva el nombre del catedrático y político extremeño asegura que «su figura no ha sido aún lo suficientemente reconocida»

EFE

La Fundación Muñoz-Torrero, la Universidad de Extremadura (UEx) y la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste han firmado un convenio para poner en valor, a través de distintas actividades, la figura de Diego Muñoz-Torrero.

El pasado 8 de octubre, el Congreso de los Diputados inauguró un busto en bronce, donado por las diputaciones de Badajoz y Cáceres, del sacerdote y diputado extremeño en las Cortes de Cádiz.

El director de la Academia de Yuste, Juan Carlos Moreno, la presidenta de la Fundación Muñoz Torrero, Ana Belén Valls, y el rector en funciones de la Universidad de Extremadura, Segundo Píriz, han destacado hoy la relevancia de la figura de Muñoz-Torrero y su importancia para entender la España y la Extremadura de hoy.

El convenio, con una vigencia de cuatro años prorrogables, permitirá la organización de jornadas, cursos, seminarios y actividades culturales para poner en valor una de las figuras extremeñas «más relevantes de la historia».

Juan Carlos Moreno ha destacado cómo Muñoz-Torrero dio su vida, tras un cruel tormento y una muerte ignominiosa, por defender los valores democráticos que propugnó la Constitución de 1812 y que se reivindicarán durante los actos del 40 Aniversario de la actual Constitución de 1978.

Como ha expresado, este convenio ensalzará también los valores constituciones de la democracia, libertad, solidaridad e igualdad, criterios que promocionan las tres instituciones.

Ana Belén Valls ha coincidido en estas palabras, para recordar que la fundación que preside, de reciente creación, impulsa también los valores democráticos, el fomento de la cultura y la participación de los jóvenes.

«Los jóvenes de esta comunidad autónoma deben conocer quiénes han sido los extremeños que han luchado por el país, por la cultura y por la defensa de los valores democráticos«.

De Cabeza del Buey, rector en Salamanca y padre de 'la Pepa'

La vida del sacerdote, catedrático y político Diego Muñoz-Torrero gira en torno a tres localidades. Una de ellas es Cabeza del Buey, pueblo extremeño en el que nació el 21 de enero de 1761. Otra es Salamanca, en cuya universidad ingresó con 11 años y de la que fue rector con 26.

Y por último, aparece Cádiz. En 1810, en plena invasión napoleónica, la Junta Suprema de Extremadura le envió a la ciudad andaluza para participar en las Cortes que alumbraron la celebérrima Constitución de 1812, conocida como 'la Pepa' por ser aprobada el día de San José. Fue presidente de la comisión redactora de dicho texto.

En 1823, con la llegada de los Cien mil hijos de San Luis que devolvieron a Fernando VII su poder absolutista, Muñoz-Torrero huyó a Portugal. Allí fue hecho prisionero y torturado hasta la muerte en 1829.

La también alcaldesa de Cabeza del Buey ha recordado que Muñoz-Torrero no ha sido aún lo suficientemente reconocido, ni se ha difundido en su justa medida toda la labor que llevó a cabo por la Constitución de 1812, modelo de los textos españoles del futuro.

En este sentido, Segundo Píriz ha manifestado que «España es el mejor país del mundo, y Extremadura la mejor comunidad autónoma» pero sin embargo «somos poco dados a reconocer a quienes han servido a la tierra y han trabajado por el bien común».

Este convenio contribuye así a que figuras como Muñoz-Torrero «no queden en el cajón de los olvidados».

 

Fotos

Vídeos