Los condenados Matas y Rato resisten en Badajoz y Plasencia

Placa de Rodrigo Rato en el Parador de Plasencia. :: /David Palma
Placa de Rodrigo Rato en el Parador de Plasencia. :: / David Palma

Los políticos del Gobierno de Aznar inauguraron instalaciones en la región y sus nombres aún se pueden leer en placas

J. LÓPEZ-LAGO

La Ley de la Memoria Histórica está borrando poco a poco vestigios del franquismo, pero hay personajes políticos de la democracia que no escapan a esta práctica de renovar o suprimir algunos símbolos de edificios y lugares públicos. Por sus delitos probados se considera que manchan el lugar con su nombre, y si en unos casos el recuerdo de su paso por el lugar ya ha sido limpiado, en otros todavía perdura. En 2015 la referencia al exministro de Medio Ambiente Jaume Matas fue eliminada de una placa que había en el parque fluvial de Mérida. Este mes se ha conocido que el Hospital Infanta Cristina pasa a llamarse Hospital Universitario de Badajoz debido a que el Tribunal Supremo la condenó como responsable civil a título lucrativo de 136.950 euros en el marco del Caso Nóos.

Sin embargo, el nombre de Matas aún permanece en una instalación municipal de Badajoz, y el de su compañero de Gobierno, Rodrigo Rato, a punto de entrar en prisión, luce a la entrada del Parador de Plasencia. El recordatorio con el nombre de Rato a la vista del público está fechado en el año 2000, cuando el entonces vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda inauguró aquel Parador en la capital del Jerte.

Como se sabe, Rodrigo Rato dirigió Bankia entre 2010 y 2012 y ha sido implicado en el escándalo de las tarjetas opacas de la misma entidad con las que realizó más de 500 compras por valor de 99.014 euros. El Tribunal Supremo ha confirmado la pena de cuatro años y medio de prisión para el exvicepresidente del Gobierno, que ingresará en la cárcel en los próximos días. Este diario ha preguntado a Paradores sobre si mantendrá esta placa con el nombre de Rato, pero no ha obtenido respuesta.

Esta placa de Matas se retiró en Mérida, pero en Badajoz hay otra. ::
Esta placa de Matas se retiró en Mérida, pero en Badajoz hay otra. :: / HOY

Matas, doce delitos

Jaume Matas, exministro del PP y expresidente de Baleares, fue procesado por doce delitos: prevaricación, cohecho, malversación de caudales, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal y delito electoral. Fue condenado en 2012 por el caso Palma Arena y posteriormente por el Caso Nóos. Ingresó en prisión en 2014, donde permanece todavía.

Matas inauguró en Mérida, en el año 2001, una obra en lo que se conoce como el Molino de Pan Caliente. Allí quedó una placa con su nombre sobre la que hubo múltiples peticiones de retirada en cuanto se confirmó su culpabilidad. En noviembre de 2015 la Junta de Gobierno Local aprobó su retirada. De aquel acto inaugural también hay fotos de Matas plantando un árbol de manera simbólica.

En Badajoz también dejó su rastro el ministro de Medio Ambiente cuando en noviembre de 2002 acudió para inaugurar las obras de una conducción de agua desde Villar del Rey. De aquella ejecución da constancia una placa en las instalaciones de Aqualia con su nombre y el del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, que también giró visita a la capital pacense. Este diario ha preguntado al Ayuntamiento si el nombre de Matas, hoy encarcelado, será suprimido de esa placa, pero no ha respondido a la petición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos