Dieciseisavos | Vuelta

El Betis fracasa e impide el pleno español

Lo Celso (c), con Bensebaini a su derecha. /Reuters
Lo Celso (c), con Bensebaini a su derecha. / Reuters

El equipo de Quique Setién falló en las dos áreas y pagó con la eliminación sus graves errores defensivos en la primera media hora

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

El Betis fracasó en los dieciseisavos de final ante el modesto Rennes e impidió el pleno español en la Europa League, al verse sorprendido en el Villamarín por un rival que castigó en la primera parte los graves errores defensivos de los verdiblancos, que fallaron en las dos áreas, en las que no tuvieron contundencia. En sólo media hora el Betis concendió dos goles al conjunto francés y ahí comenzó a forjar su fiasco, ratificado con su falta de remate, pese al buen juego exhibido en la segunda mitad, hasta que se quedó sin gasolina física y mental. Durante toda la segunda parte, hasta la prolongación, el Betis buscó el tanto que le hubiese permitido seguir vivo en el continente, pero no tuvo profundidad ni pegada contra un rival que le ha endosado media docena de goles en una eliminatoria en la que los sevillanos eran claros favoritos.

Sin solidez atrás ni punch arriba, tuvieron que ser dos centrocampistas, Canales, con una asistencia, y Lo Celso, culminando una contra cerca del descanso, quienes permitieron la resurrección estéril del Betis, que hasta ese momento estaba muy tocado y contra las cuerdas frente a un Rennes que pudo hacer aún más daño a los sevillanos en el primer tiempo. Ese gol que recortó distancias y dejó entonces al equipo de Quique Setién a un solo tanto de la clasificación transformó la cara del Betis, que salió tras el descanso revitalizado, ofreciendo su mejor juego y decidido a sentenciar la eliminatoria. Con el conjunto francés intentando defenderse ante el empuje y la claridad de los verdiblancos, liderada por Canales, el Betis se hizo entonces el dueño absoluto del encuentro, con Jesé también muy participativo y desequilibrante, aunque al delantero canario le faltó el remate definitivo.

No dejó de jugar y apretar el Betis, lanzado a tumba abierta hacia la portería del Rennes, aunque el peligro estaba en las contras de los visitantes, cuyo ataque ya había demostrado en la primera mitad pegada. Afortunadamente para los andaluces, tras el 1-2 el conjunto francés ya no llegaba a las inmediaciones del área local con tanta asiduidad y peligro, ya que se lo impidió el Betis al hacerse con el balón y el control total del juego. También comenzó a acusar el Rennes el cansancio, pero los verdiblancos se terminaban de reflejar su superioridad en el marcador. Lo intentó mucho y bien Jesé, cuya sustitución provocó los pitos del Villamarín, cuando el exmadridista había puesto el talento y la mordiente que necesitaba el Betis arriba, y ahí se acabó.

1 Betis

Joel, Mandi, Bartra, Sidnei, Joaquín (Emerson, min. 89), Carvalho, Canales, Guardado (Lainez, min. 78), Lo Celso, Jesé (Sergio León, min. 69) y Loren Morón.

3 Rennes

Koubek, Traore, Mexer, Da Silva, Bensebaini (Zefanne, min. 78), Niang, Grenier, Bourigeaud (Gelin, min. 75), Sarr, Hunou (Del Castillo, min. 84) y Ben Arfa.

ÁRBITRO:
Viktor Kassai (Hungría). Tarjetas amarillas a Sidnei, Niang, Carvalho, Joaquín, Traore y Zeffane.
GOLES:
0-1: min. 22, Bensebaini. 0-2: min. 30, Hunou. 1-2: min. 41: Lo Celso. 1-3: min. 94: Niang.
INCIDENCIAS:
Partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Europa League, disputado en el Benito Villamarín. 44.316 espectadores.

Empezó entonces el nerviosismo en el terreno de juego y en la grada, porque el gol, aunque al Betis intentaba mantener el nivel, no llegaba. La entrada de Sergio León por Jesé llegó además cuando el Rennes había conseguido sacudirse el dominio del rival para volver a pisar campo contrario. El Betis entonces, también con evidentes síntomas de agotamiento, volvió a pegar un preocupante bajón, y el Rennes ya tuvo la posibilidad de acabar con toda esperanza en el minuto 86, pero Joel Robles evitó entonces el tercero y aún pudo mantener vivo parte del frustrado sueño de los sevillanos, que se rompió de forma definitiva en el descuento.