Edición 2019

Lucha muy incierta entre los aspirantes al maillot rojo de la Vuelta

Lucha muy incierta entre los aspirantes al maillot rojo de la Vuelta

Roglic, Kruijswijk, Quintana, Supermán' López y Fuglsang parten como favoritos por las bajas de Simon Yates, Froome y la de última hora de Carapaz

JEAN DECOTTEMadrid

Sin grandes nombres, la batalla por el maillot rojo se anuncia muy incierta en la Vuelta a España 2019, que comienza el sábado en Torrevieja, en el sudeste. Los equipos Jumbo-Visma, con Primoz Roglic y Steven Kruijswijk, Movistar (con el colombiano Nairo Quintana) y Astana ('Supermán' López y Fuglsang) parten como favoritos. En su 74ª edición, la Vuelta no ha conseguido atraer a los grandes nombres que se dieron cita en las temporadas anteriores.

No están Simon Yates, vigente campeón, Chris Froome, su predecesor, que sufrió un violento accidente el pasado junio, ni el ecuatoriano Richard Carapaz, ganador del Giro de Italia este año y baja de última hora por una caída. La menos prestigiosa y más descontrolada de las tres Grandes Vueltas, que da comienzo el sábado y llegará el próximo 15 de septiembre a Madrid, presenta una lista de candidatos menos larga de lo normal, con el esloveno Roglic como principal aspirante por sus habilidades en contrarreloj.

La Vuelta comienza precisamente con una 'crono' por equipos de 13,4 km en las salinas de Torrevieja, en la provincia de Alicante. En esta disciplina, el equipo holandés Jumbo-Visma voló en el pasado Tour de Francia en julio y parece en condiciones de vestir el primer maillot rojo de esta Vuelta. «Pienso que Roglic es el más favorito, arrancarán como lideres prácticamente con la crono por equipos», opinó el jueves Quintana, vencedor de la prueba en 2016.

Pero luego, ¿qué escenario deparará la carrera? ¿Quién tomará la iniciativa de controlar al pelotón? Luego de algún vencedor sorprendente en los últimos años (Chris Horner), la prueba española promete una nueva edición incierta. Como es habitual, los organizadores han preparado llegadas accidentadas (8 finales en alto), con pendientes escarpadas y etapas trampa.

La alta montaña promete espectáculo, con la ascensión final inédita al Observatorio Astrofísico de Javalambre, en la 5ª etapa, los terribles porcentajes del Alto Mas de la Costa (7ª etapa) o una jornada corta y nerviosa en Andorra con cuatro kilómetros del recorrido sin asfaltar justo antes de la subida final a Cortals d'Encamp (9ª). El pelotón se adentrará en Francia para una jornada de descanso en Pau y una contrarreloj individual de 36,2 kilómetros bastante montañosa.

Pero las distancias que habrá en ese momento no serán muy sólidas, viendo lo que se avecina después: el aterrador Alto de Los Machucos y sus rampas que alcanzan el 28% de pendiente (13ª etapa), la subida al Santuario del Acebo (15ª) o el interminable Col de la Cubilla, de 20 km (16ª). Y a pesar de ello, todo podría cambiar en la 20ª y penúltima etapa: cinco puertos, dos de ellos de primera categoría, y una subida final inédita a la Plataforma de Gredos, que determinará la clasificación final la víspera de la llegada a Madrid. Visto el recorrido, será importante saber rodar, pero sobre todo escalar. Además de Roglic, su compañero de equipo Kruijswijk, tercero en el reciente Tour, encaja en ese perfil.

Sin embargo no deben descuidar la potencia de fuego de Astana: el danés Jakob Fuglsang, retirado en la 'Grande Boucle', tiene ganas de resarcirse. Y Miguel Ángel 'Supermán' López, tercero en la Vuelta del año pasado, es tal vez el mejor escalador entre los participantes. «Son muchas las posibilidades, de hecho estamos para mejorar cada día, esperemos que sea una grandiosa Vuelta», comentó el jueves el pequeño escalador colombiano. En Movistar, la abundancia de líderes no ha sido a menudo sinónimo de éxito: Quintana, que el próximo curso parte al equipo francés Arkéa-Samsic, tiene la última ocasión de brillar con los colores españoles junto al campeón del mundo, Alejandro Valverde.

Los presumibles momentos clave de la Vuelta

La Vuelta a España-2019, que parte el sábado desde Torrevieja (Comunidad Valenciana, este) con una contrarreloj por equipos, presenta un recorrido rico en etapas trampa y en finales en alto (8 en total). Los momentos clave previstos:

Sábado 24 de agosto: Salinas de Torrevieja - Torrevieja, 13,4 km (contrarreloj por equipos)

Como es habitual en los últimos años, la Vuelta se estrena con una prueba colectiva, siempre delicada para los favoritos, que pueden verse penalizados ya desde la primera etapa. El recorrido en medio de las salinas de Torrevieja, un parque natural situado en la provincia de Alicante (sudeste), se prevé espectacular, y el riesgo de viento podría complicar la vida a los corredores.

Miércoles 28 de agosto: L'Eliana - Observatorio de Javalambre, 170,7 km

La primera gran cita de los favoritos tendrá lugar muy pronto, en la quinta jornada, con una llegada inédita a unos 2.000 metros de altitud: 11,1 km de ascensión al 7,8% de media y con tramos al 16%.

Viernes 30 de agosto: Onda - Mas de la Costa, 183,2 km

Vuelta al temible Alto Mas de la Costa, donde el suizo Mathias Frank se impuso en 2016. La ascensión, aunque corta (solo 4 km), es increíblemente empinada: los tres últimos kilómetros presentan porcentajes que nunca bajan del 10% y que coquetean a veces con el 25%. Un monstruo.

Domingo 1 de septiembre: Andorra-La-Vieja - Cortals d'Encamp, 94,4 km

Quizás la etapa reina de esta Vuelta. Una jornada corta y nerviosa marcada por cinco ascensiones. Los organizadores han innovado haciendo pasar al pelotón por un tramo de cuatro kilómetros sin asfaltar justo antes de la subida final a Cortals d'Encamp (1ª categoría).

Martes 3 de septiembre: Jurançon (Francia) - Pau (Francia), 36,2 km (contrarreloj individual)

Mes y medio después de la contrarreloj de la 13ª etapa del Tour de Francia, conquistada por el galo Julian Alaphilippe, la ciudad de Pau acoge una nueva 'crono' accidentada que favorece a los rodadores pero que da esperanzas a los escaladores de no perder mucho tiempo. Al día siguiente del primer día de descanso, ¡cuidado con el dolor de piernas!

Viernes 6 de septiembre: Bilbao - Los Machucos, 166,4 km

Domingo 8 de septiembre: Tineo - Santuario del Acebo, 154,4 km

Lunes 9 de septiembre: Pravia - Alto de la Cubilla, 144,4 km

Tres etapas de montaña decisivas en cuatro días en las montañas de Cantabria y Asturias. El menú es abundante: el aterrador Alto de Los Machucos y sus rampas que alcanzan el 28% de pendiente (13ª etapa), la subida al Santuario del Acebo (15ª) o el interminable Col de la Cubilla, de 20 km (16ª).

Sábado 14 de septiembre: Arenas de San Pedro - Plataforma de Gredos, 190,4 km

El desenlace de la Vuelta podría darse en esta penúltima etapa con cinco ascensiones, dos de ellas de primera categoría, y una subida final inédita a la Plataforma de Gredos. Esta última pendiente puede determinar la clasificación final la víspera de la tradicional llegada al esprint por las calles de Madrid.

En un ciclismo en pleno relevo generacional, habrá entre los participantes muchas de las estrellas del mañana: el colombiano Sergio Higuita (EF-Education First), el francés Pierre Latour (Ag2r-La Mondiale), el esloveno Tadej Pogacar (UAE) o el británico Tao Geoghegan Hart (Ineos). Dominador habitual, el Ineos parece en esta ocasión menos temible al tener como líder al irregular Wout Poels.

Los últimos 10 ganadores de la Vuelta a España:

2018: Simon Yates (GBR)

2017: Chris Froome (GBR)

2016: Nairo Quintana (COL)

2015: Fabio Aru (ITA)

2014: Alberto Contador (ESP)

2013: Chris Horner (USA)

2012: Alberto Contador (ESP)

2011: Chris Froome (GBR) (*)

2010: Vincenzo Nibali (ITA)

2009: Alejandro Valverde (ESP)

(*) En julio, Froome fue declarado vencedor de la Vuelta-2011 por la descalificación del español Juan José Cobo, quien violó las reglas antidopaje.