Un gran novillo de Talavante, una estocada de Juanito y muy buen tono de Domínguez

Juanito y Domínguez salen a hombros de la plaza de Olivenza / PAKOPÍ - VÍDEO: MARTA MUÑOZ

PEPE ORANTOSBadajoz

Mañana primaveral, casi veraniega para una entretenida novillada concurso de la Feria de Olivenza en la que se vio a un Juanito mucho más cuajado que en ocasiones anteriores, un Diego San Román que derrochó arte y valor con el peor lote de la mañana y a un Carlos Domínguez que mostró un nivel inusual para un novillero en su debut con picadores.

Abrió plaza Juanito enfrentándose a un precioso novillo de Carriquiri al que recibió por verónicas y quitó del caballo con el capote a la espalda.

Perdió el de Carriquiri los cuartos traseros al inicio de la faena de muleta antes de comenzar a buscar con insistencia la chaquetilla de Juanito con su pitón izquierdo, hasta propinarle un varetazo. Lo intentó el de Monforte por la derecha sin éxito hasta retomar la zurda y volverse a encontrar con los mismos problemas.

Acortó Juanito las distancias apelando al valor que nunca le ha faltado y consiguió arrancar los primeros aplausos de los tendidos que nocesaron hasta el cierre de la faena con una ajustadísima serie de bernadinas que, tras un aviso, dos pinchazos y una estocada, tuvieron como recompensa una salida al tercio a saludar.

En su segundo turno al portugués afincado en Villanueva del Fresno, le correspondió el novillo de El Freixo y se fue a por él a la puerta de chiqueros con el capote a la espalda para llevárselo del mismo modo a los medios, hasta acabarlo de arar por verónicas.

Con la franela también se fue a los medios para iniciar la faena por estatuarios en los que se pasó varias veces a el de El Juli por la espalda. El animal echaba la cabeza arriba en cada encuentro y tenía tendencia a salir suelto, lo que no impidió que Juanito aprovechara sus largas embestidas para instrumentar una primera tanda de naturales de Mérito.

Al devolver la muleta a la mano derecha el portugués comprobó que su enemigo había mejorado su comportamiento y permitía algo más de lucimiento.

Un arrimón final le permitió llegar a los tendidos y anticipar lo que sería su mejor acción de la mañana, una espectacular estocada en la que se jugó la vida entre los pitones del novillo para darle una muerte fulminante, cortarle las dos orejas y abrirse la puerta grande.

Al mexicano Diego San Román le tocó debutar en Olivenza con el de San Pelayo que ya en el capote demostró que no tenía ninguna intención de meter la cara en los engaños.

Inició el de Querétaro la faena de muleta con la izquierda pero comprobó enseguida que el novillo se colaba peligrosamente lo que, sumado a que perdió las manos ante el primer derechazo, auguraba un mal porvenir a su actuación.

Ante esta perspectiva, al mexicano no le quedó otra que pegarse un arrimón y hacer un alarde de valor para arrancar al de San Pelayo los muletazos más meritorios de la mañana. Una tanda más en la cara de l novillo precedió a una estocada que hizo guardia en el costado del animal y que tras un aviso y una entera sirvieron para que San Román saludara desde el tercio.

Al quinto de la mañana, el 'Zorrero' de José Luis Iniesta, el queretano lo recibió por chicuelinas antes de que este empujara con violencia al caballo y se dejara en él gran parte de su energía. San Román inició su faena de muleta en el tercio y enseguida comprobó que por la derecha el de Iniesta salía de cada encuentro con la cara arriba, calamocheando de forma peligrosa. Por la izquierda entregó alguna embestida aprovechable pero rápidamente retomó los vicios del otro pitón.

Una estocada trasera y siete descabellos acabaron con silencio su participación en la Feria de Olivenza.

El pacense Carlos Domínguez debutó con caballos en esta novillada concurso ante 'Inquemable', un colorado bragado de la ganadería de Alejandro Talavante que, a la postre se convertiría en el mejor novillo de la mañana.

larga cambiada de rodillas en el tercio para comenzar antes de enfrentarse con decisión al caballo de picar. Un quite por chicuelinas y una gran actuación de su cuadrilla en banderillas precedieron a un inicio de faena de rodillas en los medios, donde se pasó varias veces a su oponente por la espalda.

Más noticias

Dos tandas de derechazos, en los que el de Talavante demostró su buena condición dieron paso a una gran serie de naturales. De vuelta a la derecha el de Badajoz instrumentó un redondo completo que empezó por la espalda antes de cerrar su faena por bernadinas. Dos pinchazos y una estocada le valieron una vuelta al ruedo.

Al sexto de Vistalegre, Domínguez lo saludó por verónicas antes de que Miguelín Murillo le colocara un gran par de banderillas. Se llevó toreando al paso al novillo a los medios, tras lo que ligó dos buenas tandas por la derecha. Por la izquierda el de Vistalegre demostró menos recorrido antes de volver a la derecha y aprovechar la nobleza del novillo. Insistió Domínguez por la derecha pero su oponente echaba la cara arriba con reiteración y abortaba cualquier atisbo de embestida. En ese momento el pacense acortó las distancias, calentó los tendidos y se volcó sobre la cara del novillo para lograr una estocada entera que le otorgaron las dos orejas y la puerta grande con la que cerró su debut.