La Guardia Civil desmantela en Alcuéscar la mayor plantación de marihuana de Extremadura

Sistema que utilizaban para recolectar los cogollos. / GUARDIA CIVIL

Han sido detenidos nueve albaneses que trabajaban en las cinco hectáreas donde se cultivaban 22.000 plantas de cánnabis

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

«Es una buena noticia», afirmaba la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, al dar los pormenores de la operación 'Centinela Verde', en la que la Guardia Civil de Cáceres ha desmantelado en el término municipal de Alcuéscar la mayor plantación de marihuana de Extremadura.

La plantación, de cinco hectáreas, fue localizada por agentes del Grupo Roca a principios del mes de agosto cuando estaban haciendo labores para evitar el robo de corcho.

El día 28 de agosto se intervino en la finca deteniendo a nueve albaneses que estaban trabajando en el terreno, haciendo algunos de ellos labores de vigilancia. Los nueve tienen edades entre los 30 y 50 años, y están de manera ilegal en España.

Trabajaban a las ordenes de un vecino de Arroyomolinos que también ha sido detenido. El propietario del terreno lo había alquilado a la pareja sentimental del vecino de Arroyomolinos, siendo ella también vecina de esa localidad.

Los nueve albaneses son acusados de tráfico de drogas y su jefe de Arroyomolinos de ese delito y también de los delitos de trata de seres humanos y contra los derechos de los trabajadores, ya que los nueve extranjeros estaban trabajando en una condiciones infrahumanas.

En total se ha detenido, por ahora, a diez personas, y la droga que se ha incautado la Guardia Civil son 22.000 plantas de cánnabis y 300 kilos de cogollos de marihuana. Esa cantidad de droga, en el mercado negro, podría equivaler a 14 millones de euros.

La Guardia Civil ha encargado a una empresa externa la limpieza del terreno.

Noticias relacionadas