ANPE critica que una grabación de voz pueda considerarse prueba en el supuesto maltrato a una menor autista en Cáceres

Colegio Público 'Ribera del Marco' (antes 'San Francisco')./HOY
Colegio Público 'Ribera del Marco' (antes 'San Francisco'). / HOY

EUROPA PRESS

El sindicato independiente ANPE Extremadura ha criticado que pueda considerarse «prueba» una grabación de voz en el caso de supuesto maltrato a una menor autista en un colegio de Cáceres.

En nota de prensa, ANPE ha manifestado su «más sincera preocupación» por lo acontecido en dicho centro escolar, aunque ha apuntado que desconoce «los hechos fehacientes», ya que la información le ha llegado «por los medios de comunicación y exclusivamente por parte de la familia denunciante».

Más información

«Desde ANPE entendemos que todo trabajador y máxime en el caso de funcionario público, tiene derecho a pronunciarse, defenderse y ser defendido en el ejercicio de sus funciones, y es obligación de la Administración facilitar todos los mecanismos a su alcance para ello, mientras no exista prueba irrefutable de delito, que en su caso no daría pie al juicio mediático que estamos viviendo», ha considerado.

Por ello, el sindicato ha resaltado que no va a valorar, «hasta que no se pronuncie la justicia», si los hechos argumentados por la acusación «son susceptibles o no de ser punibles o si la docente en cuestión infringió o realizó actuaciones que pudieran ser consideradas como tal».

«Desde ANPE sí entendemos fuera de lugar y esperamos, por las consecuencias que pudiera conllevar, que una grabación de voz, que no de imágenes, realizada en un contexto descontextualizado, un aula educativa, donde se producen miles de situaciones que sacadas de contexto pudieran parecer justamente lo contrario de lo pretendido por los docentes que no es más que educar a sus alumnos, y máxime sin conocimiento de los particulares, pueda ser considerada como prueba en un juicio, pues en ese caso podría argumentarse las veces que situaciones con mismos actores y en otras circunstancias o tiempos no fueron grabadas y que pudieran condicionar o justificar la esgrimida, con ánimo de beneficio particular en caso concreto», ha apuntado.

No obstante, ANPE ha precisado que no defiende ni culpabiliza «a nadie», aunque sí pide «respeto y presunción de inocencia a la docente acusada», además de indicar que critica y, en su caso adoptará las medidas oportunas, para que «en ningún caso una grabación premeditada y sin conocimiento de los particulares sea utilizada como prueba incriminatoria a ningún docente».

 

Fotos

Vídeos