Un juez rechaza que el Ayuntamiento de Badajoz se haga cargo de la urbanización Los Montitos

Vista general de la urbanización de Los Montitos. /Casimiro Moreno
Vista general de la urbanización de Los Montitos. / Casimiro Moreno

El centenar de propietarios tendrá que seguir pagando el mantenimiento y servicios de la urbanización

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El centenar de propietarios de la urbanización Los Montitos tendrá que seguir haciéndose cargo del mantenimiento de la urbanización y de los servicios comunes. Así lo determina un juez de la ciudad de Badajoz, que ha rechazado la petición de los vecinos. Además, la comunidad de propietarios tendrá que pagar las costas del procedimiento. Contra la sentencia cabe recurso, que los residentes acordaron presentar en su última reunión.

El juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 confirma la desestimación del Ayuntamiento por silencio administrativo sobre la reclamación. Los vecinos querían que el Consistorio recepcionara las obras de las redes de abastecimiento de agua potable, de saneamiento y de alumbrado público. La sentencia es del 13 de junio.

Sin embargo, el juez asume la defensa del Ayuntamiento de Badajoz y le da la razón.«La comunidad de propietarios de la urbanización Los Montitos no ha presentado el proyecto de reparcelación y urbanización y, por tanto, no ha realizado las correspondientes obras de urbanización, exigidas por la legislación urbanística, siendo este el núcleo fundamental del presente procedimiento y que determina la imposibilidad de una recepción por silencio administrativo positivo o una recepción tácita».

Además, el juez se apoya en los informes de los técnicos municipales que establecen que el Ayuntamiento «nunca ha entrado en posesión de la urbanización, no ha soportado los gastos de conservación, mantenimiento ni reparación de las obras de conducción del abastecimiento de agua, ni de la red de saneamiento, ni el mantenimiento de viales, ni limpieza viaria, sin que en este punto podamos acoger las pretensiones del actor ni entrar en el detalle en el que ambas partes argumentan en sus respectivos escritos por cuanto resultan evidentes (...) deficiencias en las obras o falta de realización de las mismas».

En definitiva, el juez se apoya en los informes que apuntan a que las redes de abastecimiento y saneamiento son antiguas, así como que parte de esta última pasa por dentro de las parcelas edificadas e incluso por debajo de las edificaciones. Por eso, los técnicos indican que es necesario renovar toda la red para que el Ayuntamiento se hiciera cargo de esta. Al igual que ven indispensable que se construya una nueva red de saneamiento por el centro de la calzada de la urbanización. De hecho, uno de los puntos en contra de la pretensión de los vecinos es que el 90% de las redes de agua de la ciudad están en zonas públicas, pero en esta urbanización es al contrario. «El 90% están en zona privada y no cumplen el reglamento ni las ordenanzas del Ayuntamiento», incide.

Así que los vecinos tendrán que seguir afrontando el mantenimiento y los servicios de la urbanización, que en el PGMestá considerado como suelo urbano no consolidado.

Decisión

Uno de los vecinos es el abogado Óscar Alonso, quien muestra su indignación por esta decisión judicial. Lleva 40 años viviendo en esta zona y asegura que están viviendo en total indefensión ante las administraciones. Apunta a que en el año 97 se declaró el suelo como urbano, pero a pesar de ello el Ayuntamiento no recepcionó los bienes y los residentes han tenido que pagar todos los gastos generados en la urbanización. Los propietarios pagan IBIurbano.

Además, Alonso cree que existe un reconocimiento tácito municipal de que deben atenderles, ya que el Ayuntamiento paga el gasto de las farolas, lleva el autobús y Aqualia se encarga de los motores de las redes de agua.