La Fiscalía de Badajoz ve delito en el vídeo del adelantamiento de un camionero a ciclistas

El vídeo subido a las redes sociales el pasado 9 de junio generó un intenso debate / HOY

Se han abierto diligencias por unas imágenes grabadas desde un sillín en la entrada de Olivenza que pudo acabar en tragedia

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

Como cada sábado, Ángel Velázquez madrugó para salir con su bicicleta. El pasado 9 de junio la ruta que tocaba era en homenaje a un amigo ciclista. La idea era salir de Badajoz y llegar a Segura de León tras pasar por Olivenza, Alconchel, Higuera de Vargas, Jerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra. En el primer pueblo estuvo a punto de acabar todo.

«Éramos unos 18 y al llegar a Olivenza el doble carril se convierte en uno. Eran más o menos las nueve de la mañana. Un camión venía detrás y se ve que se le acababa el carril y nos adelantó. Aquello pudo acabar en tragedia», relata. Lo que cuenta está grabado desde el sillín de Kiko, uno de los ciclistas, y fue subido a las redes sociales como una pieza de 12 segundos que desató todo tipo de comentarios. La Fiscalía de Tráfico ha abierto diligencias en coordinación con la Policía Local de Olivenza, que fue la que le remitió el vídeo al fiscal Diego Yebra, quien aprecia un delito de conducción temeraria con puesta en peligro de todos los ciclistas. Este hecho, según el Código Penal, se castiga con una pena de seis meses a dos años de prisión y de uno a seis años de privación del permiso de conducción. «Si fuera solo una cuestión de no respetar el metro y medio de distancia de seguridad sería una infracción administrativa, pero no es el caso, es más grave», señala el fiscal, que ya tiene identificado al conductor del camión y a todos los ciclistas que estuvieron a punto de ser embestidos.

El fiscal de Tráfico, Diego Yebra, anima a que se faciliten imágenes para facilitar las investigaciones

Según cuenta el ciclista Ángel Velázquez, que estaba en ese grupo que casi terminó por los suelos, cada vez es más común que los ciclistas lleven cámaras para grabar posibles incidencias durante el viaje. Unas veces van en el manillar o, como en este caso, también en el sillín. Incluso algunos van con dos cámaras para recoger lo que pasa por delante y por detrás. «La gente lleva esas cámaras por seguridad. No como protección porque en realidad no te protegen de nada, pero muchas veces cuando te pasan tan cerca y del susto no ves la matrícula quieres saber quién ha sido, sobre todo por si pasa algo».

Más información

Según el fiscal de Tráfico, Diego Yebra, cualquier vídeo que llega hasta la Fiscalía o la policía se investiga si se aprecia que puede haber delito. En su mesa tiene información variada relacionada con vídeos que se suben a las redes sociales, como el de un conductor que se grabó a 260 kilómetros por hora y difundió las imágenes, o material grabado por un pasajero sobre un conductor de autobús que estaba conduciendo y hablando por el móvil.

Yebra es consciente de que hoy día, gracias a los móviles, cualquier ciudadano lleva una cámara en el bolsillo. Él considera que es una buena herramienta para su trabajo, por eso anima a que los ciudadanos la utilicen. «De momento no minimiza los delitos de tráfico, pero ayuda a investigarlos, así que llegará el día en que los conductores serán más precavidos desde que saben que podrían estar siendo grabados», señala el fiscal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos