El Badajoz que dejó de ser

El siglo XX fue una centuria de profundas transformaciones para la fisonomía urbana de la capital pacense. Pasó de ser una ciudad acuartelada a una capital de provincia con grandes avenidas y pujanza comercial. Los años de mayores cambios en el trazado urbano llegaron en los sesenta y setenta. Los vecinos de Badajoz asistirán a una extraordinaria expansión urbanística y a la pérdida de piezas del patrimonio como el baluarte de San Juan

ÁNGELA MURILLO
ANTIGUA PLAZA DE TOROS
HOY / ISABEL REDONDO
1

ANTIGUA PLAZA DE TOROS

Acabada la Guerra de Independencia, en 1815, Fernando VII revocó una orden en virtud de la cual habían quedado suspendidas las corridas de toros. Fue entonces cuando las autoridades y los aficionados de Badajoz consideraron necesario construir un coso estable, que estaría en la Ronda del Pilar, en el interior del baluarte de San Roque. Después de muchos inconvenientes y tropiezos, el 17 de agosto de 1817 se pudo inaugurar la plaza, en la que torearon los espadas Juan Cargía Núñez 'El Quemado' y Luis Ruiz 'El Sombrerero'. Esta información llega a nuestras manos gracias a Vicente García Estop y su libro 'Extremadura. Plazas de toros'. En 1855 aquella plaza ardió tras un festejo. Fue pasto de las llamas por el rechazo popular a la decisión del presidente, que se negó a la petición de poner banderillas de fuego al toro, por su escasa bravura. En 1859 se vuelve a inaugurar la plaza en el mismo lugar. Siete décadas después la vieja plaza de Badajoz sería uno de los lugares en que se perpetraron los fusilamientos posteriores a la toma de Badajoz en agosto de 1936 por parte de las tropas nacionales. Este episodio de la Guerra Civil es aún hoy una cuestión controvertida y no existe consenso en la historiografía sobre el número de republicanos ejecutados en el coso badajocense. Habría que esperar a 1967 para la inauguración de la nueva plaza de toros de Pardaleras. Paco Camino, Paquirri y Pedrín Benjumea encabezaron el primer cartel en la Feria de San Juan. Desde ese momento la antigua plaza de la Ronda del Pilar queda abandonada. En el año 2000 comenzó su derribo y seis años más tarde se inauguró en el mismo enclave el Palacio de Congresos Manuel Rojas.

CUARTEL DE MENACHOHOY
1

CUARTEL DE MENACHO

El desaparecido Cuartel de Menacho se inauguró en noviembre de 1925, siendo el primer acuartelamiento creado extramuros de la ciudad, en terrenos cedidos por el Ayuntamiento.«Su autor fue el ingeniero y arquitecto militar, autor de otros muchos edificios civiles en Badajoz, Francisco Franco Pineda, personaje popular en la ciudad conocido como Curro Franco», explica Alberto González, cronista oficial de Badajoz. El complejo, que contó con la primera piscina de la ciudad, marcaba el límite de la población por esa parte, tras el cual se extendían los antiguos glacis de las defensas. El cuartel se edificó por la Comandancia de Ingenieros y entre 1925 y 1931 acogió al Regimiento Gravelinas procedente del antiguo convento de San Agustín, desde esta fecha hasta 1966 al Regimiento Castilla y, hasta su demolición, al Batallón Mixto de Ingenieros XXI y el Cuartel General de la Brigada de Infantería XXI. El Cuartel de Menacho fue eliminado en 1985, creándose nuevas y más modernas instalaciones en la Base General Menacho de Bótoa. Parte de las terrenos continuaron en manos militares creándose la residencia militar Gravelinas y la Delegación de Defensa. Se conformó una nueva estructura urbana de bloques de viviendas y la posterior instalación comercial de El Corte Inglés, no exenta de polémica.

PUERTA DE PALMASARQUEROS | ISABEL REDONDO
3

PUERTA DE PALMAS

La Puerta de Palmas es uno de los monumento más emblemáticos de Badajoz y no por ello se ha salvado de los cambios en su estructura. Una postal del fotógrafo Arqueros datada en 1903 muestra su transformación más relevante. En la imagen se aprecia cómo el cubo izquierdo dispone en su exterior de la escalera de fábrica para subir a la terraza. El cubo derecho adosa el cuerpo de guardia y la portada central ocupaba exclusivamente al ancho del espacio entre los dos cubos. Se aprecia aún tapiada la hornacina de la capilla, tal y como se dispuso en 1761.«La capilla fue tapiada por motivos religiosos y jurídicos, para impedir que sirviera de cobijo a los fugitivos de la justicia, que allí hallaban «refugio en sagrado», detalla el cronista oficial. También se aprecian los raíles del servicio de tranvía tirados a caballos que se instauró en 1880. El libro 'La tarjeta Postal en Badajoz 1900-1903', de Francisco Javier García Ramos y  la obra del cronista Alberto González 'Puerta de Palma y Puente Viejo', detallan que el monumento sufrió numerosas modificaciones, aunque su configuración hasta el siglo XX varió poco. En la citada postal se aprecia cuál era su estado antes de las importantísimas obras que se realizaron en 1905. Las obras supusieron un cambio total en su imagen. En 1960 el Arquitecto Vaca Morales dispuso el actual aspecto de la capilla y se colocó la Virgen de los Ángeles obra de Guillermo Silveira.

PARQUE DE INGENIEROSISABEL REDONDO
4

PARQUE DE INGENIEROS

En 1799 se levantaron las instalaciones del Parque de Ingenieros junto al Paseo de San Francisco. Se trataba de una edificación militar de planta cuadrada de 2.617 metros cuadrados. Álvaro Meléndez Teodoro explica en su libro 'Apuntes para la historia militar de Extremadura' que en el espacio ocupado ahora por un supermercado se levantaban en el siglo XVIII diversos edificios militares destinados al almacenaje y reparación de los pontones y barcas de los ingenieros de la plaza militar. Muy dañado a consecuencia de la Guerra de Independencia, el ingeniero del Valle propone reedificar el lugar para utilizarlo como cuartel. Así fue reedificado en 1825 por el Cuerpo de Ingenieros ayudado económicamente con el arrendamiento de la plaza de toros enclavada en el baluarte de San Roque y el pasto de las hierbas de los fosos y glacis de la fortificación. Un informe militar de 1913 señala que el recinto servía de alojamiento de la Comandancia de Ingenieros con cinco pabellones. Costaba de una sola planta baja, de forma cuadrangular, con cuatro crujías y un patio o jardín en el centro, dependencias adecuadas y cinco pabellones. Tuvo un importante papel en la película 'La Guerra empieza en Cuba', donde aparece como palacio del Gobernador de la plaza, con amplias vistas del paseo de San Francisco, alcazaba y otras zonas y monumentos de la ciudad. La película, dirigida por Mur Oti, y cuya protagonista fue Emma Penella, fue rodada en 1957, pocos años antes de su desaparición. Fue el primer film rodado en Badajoz. En 1965 salió a pública subasta y pocos años después fue derribado para levantar en su lugar una superficie comercial. Su portada de mármol se conserva expuesta en el patio del Museo de Bellas Artes de Badajoz. Estuvo abandonada en las traseras del Cuartel de la Policía Armada, en el baluarte de San José, tal como denunció en la época el diario HOY.

GARAJE PLAHOY / A.M.
5

GARAJE PLA

El antiguo Garaje Pla, situado en la plaza de San Atón, es una obra de Adel Pinna firmada en 1921 por el arquitecto Manuel Martínez. Se levantó sobre un solar comprado al obispado, donde anteriormente estaban sus cocheras y algunos patios. Es uno de los enclaves de la ciudad que mejor ha conservado su estructura original. Actualmente es la sede del Colegio oficial de Abogados de Badajoz. Aunque firmada por el arquitecto sevillano Manuel Martínez, la obra se atribuye a Adel Pinna, conocido maestro de obras. Ejemplifica la arquitectura industrial adaptada al centro urbano. De ahí que se cuidaran especialmente las fachadas y su decoración.  José-Manuel González González explica en su 'Guía de Arquitectura de Badajoz 1900-1975' que este tipo de establecimientos, que aparte de garaje servía como taller de reparaciones, surge como consecuencia del auge del automóvil a principios del siglo XX. Además surtían de gasolina a los conductores. En Badajoz existían desde principios de siglo garajes de este tipo. El primero se instaló en 1907 en la plaza de Minayo y después se solicitó construir otro junto a Puerta de Palmas, pero las protestas vecinales lo impidieron. Luis Plá llevaba regentando este negocio desde 1916, aunque el iniciador había sido su padre Luis Plá y Soto, al que sucedería. Entonces el garaje estaba en la calle De Gabriel, y hasta 1922 no se abriría el nuevo local. El nuevo local situado en la plaza de San Atón ocupó un amplio rectángulo en torno a un patio central cubierto donde distribuyen dos pisos de galerías destinadas a aparcar los vehículos. En la fachada se presenta una decoración festiva que simula un paño bordado debido a la introducción de bajorrelieves con motivos florales intrincados y molduras geométricas. Se atisban en el edificio características del modernismo tardío. En 2002 edificio reabrió rehabilitado como sede del Colegio de Abogados de Badajoz.

PRIMERA IGLESIA DE SAN FERNANDOHOY / A.M.
6

PRIMERA IGLESIA DE SAN FERNANDO

La llegada del ferrocarril a Badajoz en 1863 supuso un empuje fuerte a la población en un barrio emergente, por lo que comienzan las demandas de construir una iglesia, que fue inaugurada en 1897 cerca de la propia estación. Según el cronista Manuel Alfaro, el Obispo Fernando Ramírez proyectó la construcción de la iglesia porque a finales del siglo XIX la barriada crecía y el vecindario no podía cumplir con sus obligaciones religiosas, sobre todo en época invernal, por la dificultad que suponía acudir a una iglesia intramuros, dado el terrible barrizal que se formaba, haciendo intransitable el paseo.  «Dentro de lo predominantemente ecléctico, el estilo del templo era más bien racionalista o regionalista», indica el cronista Alberto González. fue proyectado por Ventura Vaca y empezó a funcionar como capilla, no como parroquia, atendida por un coadjutor de la parroquia del Sagrario. Esto explica que los bautizos que se hicieron en esta época en la barriada estén registrados en esa parroquia del centro de la ciudad. En 1899 se crea la parroquia, con Rafael Ramos como primer párroco. Setenta y cinco años después, el templo comenzó a amenazar ruina, se hundió el coro y ello obligó a construir uno nuevo, inaugurado el 1 de junio de 1974 en la calle Canarias. En el solar de la antigua parroquia se levanta ahora un bloque de pisos situado en la calle González Serrano. La iglesia de San Fernando y Santa Isabel  fue obra de Manuel Briñas y Daniel Calero y suscitó críticas unánimes y positivas por su belleza y modernidad, llamando la atención por su estilo organicista o brutalismo (surgido en Gran Bretaña en los años 50).

TEATRO CINE MENACHO
7

TEATRO CINE MENACHO

La última pantalla de cine del centro de Badajoz hizo fundido en negro el 28 de octubre de 1999. En 2004 comenzaron las obras para reconvertir el antiguo cine Menacho, que llevaba cinco años abandonado, en una tienda Zara de tres plantas. Los propietarios consiguieron desahuciar por orden judicial a la sociedad que lo había gestionado, ya que arrastraba una deuda de más de seis millones de pesetas. El Ayuntamiento cambió el uso del inmueble de cultural a comercial, reservando 600 m para sala de exposiciones con entrada por Felipe Checa. Este cine fue dirigido por la misma empresa durante más de diez años. Sin embargo, la aparición de nuevas salas en Badajoz, como los Cines Puente Real y Conquistadores, provocaron una situación de crisis que finalmente condujo al cierre. Este edificio data del año 1903 y fue diseñado por el arquitecto Fernando Torres Villar. Un incendio casi lo destruyó en 1947, pero fue reconstruido. Debido a las diferentes reformas, no conserva ningún elemento de verdadero interés histórico-artístico, razón por la cual Inditex solo tuvo que respetar la fachada.

ANTIGUO ASILO DE LOS DESAMPARADOSARCHIVO / ISABEL REDONDO
8

ANTIGUO ASILO DE LOS DESAMPARADOS

El 13 de mayo de 1955 el diario HOY daba cuenta de los 65 años de vida de la Casa Asilo de los Ancianos Desamparados. El periódico describía esta institución como una de las más logradas de Badajoz. En sus orígenes, el asilo fue fundado en 1880 en la calle Trinidad, pero sufrió importantes destrozos durante la toma de la ciudad por las tropas nacionales, recibiendo veinte bombas, por lo que se vio en la necesidad de construir un nuevo edificio. Tal como consta en la 'Guía de arquitectura de Badajoz' de José Manuel González González, «varios suscriptores particulares y públicos, entre los que se encontraban Enrique Crespo y la Caja de Ahorros de Badajoz, hicieron posible que el nuevo asilo se asentara en  Pardaleras, en un ensanche todavía incipiente. La construcción comenzó en 1939. El importe previsto rondaba las 400.000 pesetas y tenía previsto acoger a 200 ancianos. Las obras sin embargo avanzaron muy lentamente, introduciendo muchas modificaciones, por lo que desde 1943 se recurrió a Regiones Devastadas para dar el impulso definitivo». La intervención de este organismo gubernamental supone la supervisión en julio de 1945 del proyecto por parte del arquitecto de la oficina provincial, con sede en Castuera, M. Navarro. El proyecto fue aprobado por el Consejo de Ministros el 14 de diciembre de 1945. Las numerosas donaciones particulares hicieron posible que el Obispo bendijera la capilla con la que se daban por concluidas las obras a finales de 1948. Entonces la capacidad del asilo era de más de 350 ancianos, algunos de los cuales llevaban residiendo allí desde tres años antes. La capilla se utilizó como parroquia de la barriada de Pardaleras durante un tiempo. En 1956 se inauguraron dos nuevos pabellones que ampliaron su capacidad, disminuyendo el espacio de huertas que el solar tenía en su parte posterior, comenzando a denominarse desde 1970 como residencia Virgen de la Soledad. Con la construcción a mediados de los setenta de la nueva residencia de La Granadilla, obra del arquitecto Luis Martínez Lebrato, y el traslado posterior de los ancianos, el antiguo asilo cayó en desuso, siendo derribado en los años noventa. El edificio tenía un estilo con toques historicistas y regionalistas.  

HOSPITAL DE CRUZ ROJAHOY | ISABEL REDONDO
9

HOSPITAL DE CRUZ ROJA

El Ayuntamiento de Badajoz cedió la parcela a la Cruz Roja en 1938 para uso asistencial y benéfico. La organización puso en marcha un dispensario médico. Dos años más tarde, Cruz Roja compró la parcela al Ayuntamiento y el 16 de noviembre de 1941 abrió como hospital. Tenía 63 habitaciones, llegó a albergar la escuela de enfermería (desde 1960) y de damas auxiliares, el cuartel de las tropas de socorro (en las traseras) y el garaje ambulatorio con dos coches. En 1989 Cruz Roja vendió el edificio a la compañía Asisa por 300 millones de pesetas. 20 años después, lastrada por unas pérdidas millonarias, la compañía sanitaria cerró la clínica Los Naranjos y vendió las instalaciones a Zittau Corporation. En febrero de 2010 la antigua clínica fue derruida y actualmente en el solar, situado en el final de la calle Enrique Segura Otaño y la avenida de Pardaleras, se alza un edificio de viviendas, cerca del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (Meiac).

CUARTEL DE LA BOMBA Y BALUARTE DE SAN JUANARCHIVO | ISABEL REDONDO
10

CUARTEL DE LA BOMBA Y BALUARTE DE SAN JUAN

En 1958 se plantea conectar la carretera de Valverde con el interior del recinto amurallado. Se prevé una conexión por Puerta Pilar, pero realmente la opción pensada es la comunicación directa con la plaza de España, eliminado el Baluarte de San Juan, con el cuartel de la Bomba en su interior. Según detalla Carlos Cándido Fraile en 'La ciudad intramuros (1939/1979)', se realiza una campaña para crear un clima propicio para el derribo del baluarte. El argumento esgrimido es que el cuartel impide el desarrollo de la ciudad, que era un edificio viejo, antiguo y casi demolido. Simultáneamente se desarrolla una campaña para mejorar el interior de la Alcazaba pidiendo su rehabilitación, desviando así la atención sobre el Baluarte de San Juan. Así fue como en 1963 comienzan las obras de iluminación y ajardinamiento en la Alcazaba por Antonio Juez, jefe de Parques y Jardines. En 1959 se terminan los accesos al puente nuevo y se crea una nueva circunvalación sur en la Nacional V entre Madrid y Lisboa y la entrada a la ciudad desde el cruce de la carretera de Valverde toma mucho auge y protagonismo. Mucho más cuando en el kilómetro uno de la carretera de Valverde se crea el Hospital Perpetuo Socorro incrementando la necesidad de conexión con la población intramuros. En 1962 se verifica al municipio la entrega del cuartel de la Bomba. En diciembre el periódico HOY ofrece 200.000 pesetas por el solar y Luis Simancas estaba dispuesto a realizar un hotel en dichos terrenos. «Pero aunque abiertamente la corporación no lo decía, el baluarte estaba sentenciado», explica Manuel Cienfuegos, miembro de Amigos de Badajoz. Muchas eran las voces que propugnaban la apertura del cinturón con la excusa de que limitaba el desarrollo de la ciudad y pocas quienes alzaban la voz para defender el baluarte como el Dirección General de Bellas Artes en Madrid, Gratiniano Nieto y Manuel Terrón Albarrán. Desde Madrid los arquitectos de la D.G. buscaron soluciones para respetar el baluarte, pero la ciudad solo buscaba argumentos para su demolición. En 1964 la D.G. de Bellas Artes de Madrid ordena la suspensión de la demolición del baluarte que estaba llevando a cabo el Ayuntamiento. El Consistorio emite a Gobernación y Educación telegramas de rechazo por esta decisión. En 1965 utilizando la política de hechos consumados empiezan a derribar el baluarte. El coste de compra del cuartel, su derribo y urbanización se hizo con un préstamo de 10 millones de pesetas al Banco de Crédito Local. «La victoria sería para el Ayuntamiento, pero la defensa de las murallas no resultó infructuosa. La desaparición del baluarte y del cuartel supuso una gran conmoción en la ciudadanía, de forma que nunca jamás se volvió a demoler ningún elemento del sistema abaluartado». De facto, el baluarte de Santiago o de Menacho debía de ser demolido para continuar la calle Menacho y nunca se volvió a mencionar.

PUERTA NUEVA DEL RÍOA. GARCÍA CANDELAS | HOY
11

PUERTA NUEVA DEL RÍO

La Puerta Nueva del Río, hoy en día totalmente desaparecida, se construyó en el recinto amurallado en 1765 a partir de los proyectos diseñados por el ingeniero militar Martín de Gabriel. En esas fechas se estaba remodelando todo el sector de la fortificación entre la Puerta de Palmas y la Alcazaba árabe. Con la apertura de este acceso dejaron de utilizarse y se cerraron las puertas de Pelambres y de Pajaritos, que desde entonces quedó reducida a un simple desaguadero, según explica García Blanco en su obra 'Puertas de Badajoz'. Se trataba de una puerta de acceso directo, con doble portada, un tambor por delante de la entrada principal y un cuerpo de guardia. Se derribó por completo con la construcción de la carretera de circunvalación, en 1963. En los noventa se señaló su ubicación construyendo en los jardines los muros que hoy vemos que siguen el trazado original, junto a la glorieta de los Tres Poetas. Se encontraba ubicada en las traseras del palacio de los Calderón, que fue adquirido por el municipio para el palacio de Godoy, que no llegó a disfrutar. Luego fue cárcel y actualmente Escuela Oficial de Idiomas y Escuela de Artes y Oficios. Antes de su creación, la Puerta de Palmas era conocida por los vecinos de la ciudad como puerta nueva. De ahí que cuando se creó esta otra, surge la necesidad en la ciudadanía de darle otra denominación. Se empieza a extender el nombre de Puerta de Palmas por la presencia de palmeras en las inmediaciones.

ESTACIÓN DE FERROCARRILHOY
12

ESTACIÓN DE FERROCARRIL

El ferrocarril llegó a Badajoz el 24 de septiembre de 1863 procedente de Portugal. La estación se levantó tres años antes en unos terrenos cedidos por los ganaderos del Reino en la cañada de Sancha Brava, en la margen derecha del Guadiana. Allí se empezarían a construir almacenes, cocheras, cafetín, caseta de comidas e incluso una fonda relacionada con la nueva actividad. También se empiezan a construir casas aisladas y sin organización que serían el germen de la barriada de San Fernando. El actual edificio de viajeros de la estación de Badajoz es una estructura sobria y funcional, que dispone de dos andenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos