Comienzan a desbrozar los terrenos donde se hará la piscina de la margen derecha de Badajoz

La máquina trabajando ayer junto al pabellón Juancho Pérez. / Pakopí

La construcción de la instalación deportiva empezará en verano, porque está pendiente de un trámite administrativo

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

La primera máquina que ha entrado en los terrenos donde se construirá la piscina de la margen derecha comenzó a trabajar este martes. Aún queda un poco para que escarbe en el suelo, pero ya está preparando la parcela para empezar la obra en cuanto concluya el trámite administrativo, que se calcula que esté finiquitado a finales de junio.

Hasta entonces, se preparará la parcela con el desbroce, la limpieza, el derribo de la construcción que hay delante del pabellón Juancho Pérez, el vallado y los primeros movimientos de tierra.

Paralelamente se está tramitando la aprobación del estudio de detalle del complejo deportivo planteado junto al parque del río. Este documento es el que define las alineaciones y volúmenes urbanísticos de la parcela y es imprescindible porque no están recogidos en el planeamiento municipal.

Desde ayer y durante un mes está expuesto para que pueda consultarse y se presenten alegaciones. No parece que las objeciones que pudieran formularse vayan a frenar el inicio de las obras porque, como argumenta la arquitecta municipal Begoña Galeano, «no afecta a vecinos y cumple con las normas respecto a las alturas y separación».

Con este plazo, es muy probable que la aprobación definitiva pueda incluirse en el primer pleno que celebre la nueva corporación municipal que se constituya tras las elecciones del día 26.

Nadar todo el año

Entonces podrá empezar a construirse el primer edificio del complejo deportivo que se ha diseñado en la margen derecha. Se le dotará con una piscina olímpica, que contará con un muro para poder dividirla y darle distintos usos a la vez. Tendrán una cubierta retráctil pensada para que pueda utilizarse durante todo el año. Esta se asemejará a una pérgola, con vigas de las que colgará un techo que se podrá recoger completo o por secciones. Las vigas se distanciarán dos metros entre sí para dejar pasar el sol y poder usar las piscinas en verano.

También se habilitará una segunda piscina de 25x8 metros para entrenamientos, clases y uso infantil. Junto a este segundo vaso, se hará una sala para que los padres puedan esperar a los niños mientras reciben las clases de natación.

El complejo también tendrá dos tipos de vestuarios, uno para el público en general y otro exclusivo para deportistas. La instalación está pensada para que la ciudad acoja competiciones oficiales de natación y otros deportes acuáticos.

Se construirán también dos gradas para 300 personas cada una. Estas serán retráctiles, por lo que podrán recogerse de forma mecánica cuando no haya público.

Esta primera fase costará cerca de 4,8 millones de euros, que serán aportados a partes iguales por la Junta y el Ayuntamiento y se tardará en hacer 16 meses, por lo que podría estar lista para el invierno de 2020.

El complejo deportivo que se ha diseñado incluye otro edificio con gimnasio, un salón de actos y aulas y una tercera piscina al aire libre. Para esta segunda fase no hay, de momento, ni plazos ni presupuesto.

Temas

Badajoz