hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

nuboso
Hoy 8 / 14 || Mañana 11 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Fumar a puerta cerrada

BADAJOZ

Fumar a puerta cerrada

25.02.12 - 00:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pasan diez minutos de las cuatro de la madrugada, hora oficial del cierre, y en un bar de copas del Casco Antiguo el portero que se encarga de controlar el acceso al pub cierra la puerta. En teoría, cumple escrupulosamente con la normativa que limita el horario nocturno, pero en el interior todavía quedan clientes. No muchos, pero superan la docena. Se baja el volumen a la música y los camareros siguen sirviendo copas a los clientes, que como no pueden salir fuera a fumar lo hacen dentro sin reparo.
La escena no es, ni mucho menos, una excepción. Cada vez más locales burlan la Ley Antitabaco en las últimas hora de la madrugada. El problema es que está muy claro si se trata de un incumplimiento de la norma o un simple resquicio. Si el local tiene la puerta cerrada y las consumiciones no se cobran, los empresarios pueden alegar que se trata de una reunión privada de amigos y, por tanto, se libran de la sanción correspondiente. Según cuenta un empresario de la hostelería esto se lleva haciendo casi desde que entró en vigor la propia Ley Antitabaco, pero ahora se ha generalizado porque los bares han ido perdiendo el miedo y saben que con la complicidad de los pocos clientes que aguantan hasta el final, que suelen ser conocidos o habituales, no tienen nada que perder. Incluso se puede entender como un gesto de deferencia que tiene en el bar con ellos.
El intendente de la Policía Local, Antonio Nogales, explica que sólo este tipo de situaciones se escapa de lo marcado por la Ley. Sólo se puede sancionar si los agentes comprueban que las copas que se sirven se siguen cobrando y el bar sigue haciendo caja. En esta situación, no vale el argumento de fiesta privada de un grupo de amigos.
Normalmente, cuenta un empresario, a primera hora y con el local a tope los porteros tratan de controlar que nadie fume, pero conforme avanza la noche y va llegando la hora del cierre se va siendo más permisivo. «Cuando se queda la gente de confianza no hay que ser tan estrictos». Desde la Policía Local explican que además de burlar la Ley Antitabaco, en muchos casos sobrepasan el límite horario.
La hora de cierre viene marcado por el tipo de negocio de hostelería y de la época del año, verano e invierno. Según la orden de la Dirección General de Justicia e Interior de la Junta de Extremadura del 16 de septiembre de 1996 hay hasta siete categorías distintas (bares, restaurantes, cafetería, discoteca, etc.). La horquilla se mueve entre las cuatro de la mañana para las discotecas y cafés conciertos y las dos y media para los pubs. En Badajoz, según cuenta Antonio Nogales, normalmente se suele dar a los establecimientos media hora de cortesía para que los clientes que en esos momentos se encuentren en el interior puedan apurar sus consumiciones. El problema es que hay quien también aprovecha la prórroga para seguir haciendo caja con la puerta cerrada.
De cualquier modo, se trata de asumir un riesgo porque desde que entró en vigor la norma, los datos han demostrado que los mejores defensores han sido los clientes.
La mayoría de las denuncias que se han puesto en Extremadura relacionada con este asunto han venido desde los clientes o testigos presenciales.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Fumar a puerta cerrada

Varios clientes de un bar de copas del centro fuman en la puerta. :: HOY

Galerías de Fotos
Videos de Badajoz
más videos [+]
Badajoz
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.