Hoy

España sumó 10.000 víctimas de violencia machista más en un solo año

video

Algunos de los carteles colgados para recordar a las víctimas de la violencia machista en Madrid. / Efe | Vídeo: EP

  • Los agresores resultan condenados en tres de cada cuatro procesos, lo que coloca la tasa de castigo efectivo en sus máximos históricos

La violencia machista no cede en España en un año que ha comenzado con 18 asesinatos en solo dos meses, la peor cifra en una década. Las víctimas de esta lacra aumentaron en los doce meses de 2016 en un 8,7% anual, lo que significa que hubo 10.737 mujeres vejadas y agredidas más que solo un año antes. El informe 2016 que hoy ha hecho público el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género estima en 134.462 las víctimas de estos ataques detectadas en 2016 y desvela que cada día del año hubo 368 vejadas o agredidas, lo que sitúa el problema en sus máximos históricos.

Más información

El documento, sin embargo, también tienen algunos datos positivos como el aumento anual en más de tres puntos de las condenas a maltratadores y los importantes incrementos en la adopción de medidas de protección de las víctimas, tanto de mujeres como de su hijos e hijas, con un aumento de 22 puntos en concesión de órdenes de alejamiento y en prohibiciones de comunicación.

En 2016 los juzgados españoles recibieron un total de 142. 893 denuncias por violencia de género, lo que supuso un incremento de 10,6 puntos respecto de 2015, cuando fueron 129.193. Las 134.462 víctimas del ejercicio -un 30% de ellas extranjeras- hicieron que la tasa media nacional de víctimas ya alcanzase a 56,7 mujeres de cada 10.000. Si el problema es importante en todo el país, destacan de forma notable Baleares, con una ratio de 93,3 vejadas o agredidas por cada 10.000, y Canarias y Murcia, con 81, mientras que la tasa más baja se da en La Rioja, con 27,7.

Uno de los aspectos positivos es que algo más de un 69% de las denuncias presentadas proceden de la propia víctima, bien directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en casi el 17% de los casos. Lo más negativo es que las denuncias presentadas por familiares de la víctima solo representaron un 1,44% del total, lo que quiere decir que el entorno no acaba de implicarse. Los partes de lesiones recibidos directamente en el juzgado de centros sanitarios representaron el 10% restante.

El número de víctimas que, desde el principio o en algún momento del proceso, se acoge su derecho legal a no declarar contra su agresor, uno de los puntos negros de la lucha contra la violencia machista, no va a más, pero tampoco se reduce. El año pasado, en 16.118 casos la víctima de maltrato se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que supone que lo hizo en el 12% de las ocasiones, un porcentaje casi idéntico al del año anterior. El porcentaje de las víctimas de origen extranjero que se acogen a la dispensa es muy superior en proporción al de las de nacionalidad española.

Uno de los datos más positivos del año es el de las condenas a maltratadores. En 2016 se aceleró la tendencia iniciada en 2015 y volvió a incrementarse el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles en procesos relativos a violencia de género. Frente al 62,6% de condenas de 2015, el pasado año la tasa fue del 66,2%. El pasado ejercicio hubo 47.175 por causas de violencia machista, de las que 31.232 fueron condenas y 15.943 absoluciones. El mayor porcentaje de condenas a maltratadores se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con algo más del 82%, y en las audiencias provinciales, con más de un 81%, con incrementos interanuales en ambos casos del 5%. El porcentaje de condenas en los juzgados de lo penal también aumentó y se situó en el 54,9%, frente al 52,3% de 2015.

Más órdenes de protección

El otro dato especialmente positivo del año es del incremento de las órdenes de protección solicitadas y concedidas. En 2016 se solicitaron 43.311 órdenes de protección -que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas-, 37.956 se presentaron ante los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 5.355 lo fueron en los juzgados de guardia. El incremento de solicitudes de órdenes de protección en los juzgados especializados con respecto a 2015 fue de un 4,59% y más de un 64% de las órdenes de protección solicitadas fueron adoptadas (24.367), siete puntos por encima del año anterior. En los juzgados de guardia se acordaron 3.849 órdenes de protección, lo que supone un 72% del total de las solicitadas. Un 2% de las solicitantes de protección eran menores de edad

Derivadas de las órdenes de protección y de otras medidas cautelares se adoptaron 60.831 medidas de protección de las víctimas, entre las que destacan la orden de alejamiento y la prohibición de comunicación, que se acordaron, respectivamente, en un 98% y un 96% de los casos. En 2016, los juzgados de violencia sobre la mujer adoptaron 23.477 órdenes de alejamiento y 22.955 medidas de prohibición de comunicación, lo que supone un importante incremento, en ambos casos, de 22 puntos respecto a las órdenes y medidas adoptadas en 2015.

Al mismo tiempo se dictaron 16.485 medidas civiles cautelares, tendentes a la protección tanto de la mujer como de los menores, mientras se resolvía el proceso penal. Un 31,3% de las medidas adoptadas lo fueron en relación con la prestación de alimentos y un 26,5% resolvieron la atribución de la vivienda, siete puntos porcentuales más que el año anteriores. Se acordaron 1.498 suspensiones de la guarda y custodia y 1.035 suspensiones del régimen de visitas, cifras ambas que suponen un incremento de casi dos puntos en relación con las del año anterior.