Hoy

Daesh utiliza por primera vez drones con explosivos para matar

Un combatiente de Daesh muestra una bandera del grupo yihadista en Mosul.
Un combatiente de Daesh muestra una bandera del grupo yihadista en Mosul. / Reuters
  • El Pentágono conocía que el grupo yihadista usa dispositivos simples y disponibles en el mercado para realizar tareas de espionaje y pequeños atentados, aunque hasta ahora sin víctimas mortales

Un dron del grupo yihadista Daesh que llevaba adosado un artefacto explosivo ha matado a dos combatientes kurdos y ha herido a dos soldados franceses cerca de Mosul, en Irak, según han confirmado este miércoles fuentes francesas y estadounidenses.

El Pentágono ya había anunciado previamente que Daesh usa drones simples y disponibles en el mercado para realizar tareas de espionaje y pequeños atentados, aunque éste es el primer caso fatal conocido.

Según un funcionario de defensa estadounidense, el incidente tuvo lugar el 2 de octubre cuando un pequeño avión cayó o chocó en Erbil, al norte de Irak. Dos peshmergas (milicianos kurdos) lo tomaron y lo llevaron a su campamento para inspeccionarlo y fotografiarlo cuando el aparato explotó. "Parece que la carga explosiva estaba oculta en la batería o en algo parecido a un timer", ha precisado el oficial, bajo la condición de anonimato.

Una fuente francesa ha confirmado el uso de "un dron con un explosivo oculto" y otra ha señalado que dos soldados franceses de las fuerzas especiales que estaban junto a los peshmergas, habían resultado heridos en el episodio.

Los soldados heridos han sido repatriados a Francia para ser tratados, aunque uno de ellos estaría entre la vida y la muerte, según el diario Le Monde.

El coronel John Dorrian, portavoz de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que combate al EI en Irak y Siria, ha descrito el hecho como un ataque al "estilo caballo de Troya".

La coalición internacional que combate al EI prepara una ofensiva de envergadura para arrebatar Mosul a los yihadistas, una ciudad situada a 85 kilómetros al oeste de Erbil, antes de fin de año. Mosul, segunda ciudad de Irak, cayó en manos del EI en junio de 2014.

Cerca de medio millar de soldados franceses se encuentran en Irak, donde aportan apoyo en artillería, asesoran a los peshmergas en el norte o forman a unidades de élite iraquíes en Bagdad.

Por su parte, Estados Unidos cuenta con 4.600 militares en el país, y el presidente Barack Obama aprobó recientemente el envío de 600 soldados suplementarios con vistas a la batalla "final" de Mosul.