Hoy

Freapa pide que no se manden deberes para los fines de semana de noviembre

Freapa pide que no se manden deberes para los fines de semana de noviembre
/ HOY
  • Este jueves se formará el grupo de trabajo que se encargará de elaborar el documento sobre la regulación de los deberes en la región

La federación regional de padres de alumnos, al igual que la confederación nacional Ceapa, reclama a los docentes que no manden deberes para los fines de semana de noviembre. El objetivo de la iniciativa es lograr reducir las tareas escolares que llegan a casa.

Ceapa, además, ha pedido a los padres a su vez que, en caso de que los docentes ignoren su reclamación y manden tareas para casa, sus hijos no hagan igualmente los deberes.

Sin embargo, la federación regional, Freapa, se desmarca de esta llamada a la insumisión. Así lo ha decidido la directiva de la entidad extremeña en una reunión que mantuvo el domingo y en la que acordó respaldar solo la petición a los docentes para que no manden deberes durante los fines de semana de noviembre. «No respaldamos la llamada a la insumisión porque en Extremadura se va a abrir un debate para regular los deberes y, por tanto, no nos parece coherente llevar a cabo medidas de presión cuando está en marcha un diálogo», argumenta Joaquín León, presidente de Freapa.

Grupo de trabajo

Un debate, además, que ha reclamado la propia federación y que ha sido respaldado por la Consejería de Educación. De hecho, este jueves se formará ya, en el seno de la Permanente del Consejo Escolar, el grupo de trabajo que se encargará de elaborar el documento de propuesta sobre la regulación de los deberes en la región.

Padres, docentes, alumnos, administración, sindicatos, expertos, asociaciones pedagógicas, municipios y sindicatos son los ocho colectivos que integrarán el grupo de trabajo que se constituirá formalmente el jueves. «Como primera medida, a petición de la administración, realizaremos un diagnóstico de cuál es la situación de la tareas escolares para casa que hay en Extremadura, diferenciando la zona urbana de la rural», señala Joaquín León. Para después, sobre el diagnóstico realizado, plantear una regulación que evite que los deberes sean un problema en las casas y lograr que sean un apoyo educativo para aquellos alumnos que lo precisen.