Hoy

«Mi defendido es inocente»

Emilio Cortés
Emilio Cortés / HOY
  • Emilio Cortés, abogado de Juan Francisco Cerrato, va a pedir la absolución de su representado en el caso Feval

Emilio Cortés, abogado de Juan Francisco Cerrato, afirma que la petición de penas que hace el fiscal para su defendido por el caso Feval «es una desproporción absoluta, una exageración».

El letrado está convencido de que su defendido es inocente y va a pedir su absolución. Asegura que no existe la doble contabilidad que refleja el fiscal, al que acusa de «hablar de oído». «No ha estado presente en las diligencias y no debe saber que los números que hizo la UDEF no están bien».

Cortés argumenta que en el papel de la acusación se puede poner cualquier cosa, otra diferente es probarlo en el juicio. Él está convencido de que eso no ocurrirá. También anuncia que no va a haber una negociación con las acusaciones para que su representado reconozca su culpa y a cambio acepte una condena menor. «Es inocente de lo que se le acusa. Yo tengo confianza».

HOY no pudo ponerse en contacto con los abogados de José Luis Viñuela y José Villa.

Inicio de juicio

Cabe recordar, que el caso Feval llega a juicio después de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Don Benito haya dispuesto la apertura del juicio oral.

Los tres acusados, José Luis Viñuela, Juan Francisco Cerrato y José Villa, responsables penales y civiles, se enfrentan a peticiones de penas de cárcel que la Fiscalía detalla de la siguiente manera: Pide para Viñuela 21 años y 6 meses por varios delitos de falsificación de documento público, malversación de caudales públicos y prevaricación administrativa.

Asimismo propone distintos periodos de inhabilitación para empleo y cargo público.

Para Cerrato plantea por los mismos delitos penas de 11 años y 6 meses y varios años de inhabilitación (no 15, como se decía anteriormente por error).

Para Villa la consideración del Fiscal es menor, reclama 9 años y seis meses e inhabilitación.

Tanto la acusación particular, Feval, como la popular, ejercida por el Partido Popular, proponen también penas de prisión, aunque en ambos casos de menor gravedad.