Hoy

La presidenta de un tribunal que destruyó exámenes será juzgada mañana

Imagen de archivo de una oposición de la Junta.
Imagen de archivo de una oposición de la Junta. / HOY
  • La Fiscalía le acusa de hacer todo lo posible para que no aprobara la oposición un profesor que le caía mal

«Actuó de forma sibilina, maliciosa, premeditada y deliberada para que el señor (X) no obtuviera plaza alguna». Así define la Fiscalía de Cáceres cómo actuó María de los Ángeles L. B. cuando fue presidenta de un tribunal de oposiciones para ser profesor de enseñanza secundaria, en la especialidad ‘Organización y Procesos del Mantenimiento de Vehículos’.

Ella será juzgada mañana, día 20 de septiembre, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres. El fiscal pide en su escrito de acusación que sea condenada a dos años y tres meses de prisión, a ser inhabilitada para empleo o cargo público durante 16 años, pagar una multa de 6.750 euros, e indemnizar con 40.000 euros al opositor contra el que supuestamente actuó para que no obtuviera la plaza.

El escrito de la Fiscalía indica que María de los Ángeles, que es profesora con plaza en propiedad, tenía una relación de enemistad, inquina y animadversión contra el opositor, desde que ambos coincidieron como profesores (él interino) en el curso 2006-07 en un instituto de enseñanza secundaria. Ella llegó a decir de su compañero que no merecía ser profesor ni cobrar de la Junta de Extremadura.

En marzo de 2010 la Junta convocó las oposiciones en las que Ángeles fue nombrada presidenta del tribunal. El excompañero del instituto se presentó y solicitó la recusación de la acusada. Ella no se abstuvo y el 14 de junio de 2010 constituyó el tribunal.

El opositor que la recusó obtuvo en la fase de concurso del proceso selectivo la máxima calificación posible, un 10. En la fase de oposición, de los cinco miembros que componían el tribunal, ella fue quien le otorgó las puntuaciones más bajas.

El tribunal acordó que cada uno de sus miembros se llevara para su estudio la programación de un módulo, y la acusada decidió llevarse la presentada por su excompañero, «a pesar de que otro miembro del tribunal manifestó tener mayores conocimientos específicos en dicha área», según indica la Fiscalía, que también señala que de manera desproporcionada le rebajó un punto la nota, «simplemente por no haber especificado el número de la unidad didáctica con respeto a la programación».

Exámenes

La petición de cárcel a la acusada es por haber destruido los exámenes, «a pesar de ser conocedora, como presidenta del tribunal, que según las bases de la convocatoria, apartado 8.3.5, toda la documentación correspondiente al desarrollo del concurso-oposición debía depositarse y quedar bajo la custodia de la Delegación Provincial de Educación donde se celebraron las pruebas, Cáceres».

El opositor que la recusó recurrió el resultado de las pruebas en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, al no estar en la lista de aspirantes seleccionados. El tribunal indicó que se debía repetir la oposición. La sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo el 18 de mayo de 2015.

María de los Ángeles es acusada de haber cometido dos delitos: uno de prevaricación y otro de infidelidad en la custodia de documentos.