Hoy

"Yo avisé al centro de que un niño estaba acosando a mi hija"


Francisco Bolaños e Isabel Gómez, padres de uno de los menores denunciantes; Erika Cadenas, del Círculo Feminismo Podemos Badajoz, y Manoli Vivas, madre de la menor presuntamente violada.
Francisco Bolaños e Isabel Gómez, padres de uno de los menores denunciantes; Erika Cadenas, del Círculo Feminismo Podemos Badajoz, y Manoli Vivas, madre de la menor presuntamente violada. / C. Moreno
  • Uno de los presuntos responsables está en busca y captura y el otro fue detenido el viernes y trasladado al Marcelo Nessi

Cinco menores acogidos en el centro público San Juan Bautista de la Junta de Extremadura han denunciado a lo largo de este fin de semana a otros dos compañeros por presuntos abusos sexuales que se habrían producido dentro del propio centro.

La primera denuncia se interpuso el viernes. La familia de uno de los menores acogidos, víctima supuestamente de un intento de agresión sexual y de amenazas de muerte con arma blanca por parte de otro compañero, se puso en contacto a través de una red social con la asociación 'Luchamos por ellos', con sede en Valencia, dedicada a la defensa de los derechos de los menores y de las mujeres en situación de riesgo y violencia de género. Este colectivo advirtió al centro de acogida de este hecho y son los propios trabajadores quienes acompañaron al menor a la comisaría a poner la denuncia. A partir de ahí, las otras cuatro se sucedieron a lo largo del fin de semana.

La asociación valenciana ha denunciado al Centro de Acogida de Menores San Juan Bautista de Badajoz por un presunto delito de encubrimiento y otro por posible abandono de menores.

El primer menor que habló tiene catorce años y tras pasar el fin de semana con su familia, el domingo volvió al centro de acogida. Su madre, Isabel Gómez Godoy, estaba ayer en los juzgados de Badajoz para declarar. «Lo he dejado en el centro obligado porque mi hijo tiene mucho miedo, porque aunque a su agresor se lo han llevado al Marcelo Nessi, su cómplice sigue dentro. Y yo también tengo miedo, porque ya desconfío de que allí estén cuidando de él», relata. Isabel Gómez perdió su custodia hace dos años por falta de recursos económicos.

El centro de acogida San Juan Bautista abrió en el año 2009.

El centro de acogida San Juan Bautista abrió en el año 2009. / C. Moreno

Junto a ella estaba Manoli Vivas, la madre de otra de las menores que ha denunciado. En este caso se trata de una chica de trece años acogida en el centro, que presuntamente fue violada por el menor fugado. La agresión que denuncia tuvo lugar hace algo más de dos meses pero hasta el viernes la menor no confesó. Estaba pasando el fin de semana con su familia en su pueblo, Ribera del Fresno.

«Aterrorizada»

«Yo avisé antes al centro de que un niño estaba acosando y amenazando a mi hija para que no llegara a mayores e incluso llegué a hablar con el niño. En el centro me dijeron que no sabían nada. A los tres días de esto fue cuando abusó de ella», cuenta su madre. «La niña, por miedo, porque está aterrorizada, se calló», añade. El domingo fueron a comisaría a poner la denuncia.

Vivas perdió la custodia de su hija un 21 de agosto de hace cuatro años. El domingo por la noche tendría que haberla devuelto al centro de acogida pero no lo hizo. «Fuimos a llevarla y le dio hasta fiebre del sofocón que cogió. No quiero que vuelva al centro, en mi casa no la habrían violado», concluye.

Las dos familias recibieron el apoyo ayer en los Juzgados de Erika Cadenas, del Círculo Feminismo Podemos Badajoz, quien les facilitó un contacto para que recibieran asesoramiento legal, ya que ninguna llevaba abogado. De las otras tres denuncias no ha trascendido ningún detalle.

Por su parte, la asociación que dio la voz de alarma, Luchamos por ellos, interpuso una denuncia el viernes contra el centro de menores San Juan Bautista en un juzgado de Valencia. Según reza el texto, el colectivo acusa al centro de un delito de encubrimiento por ser conocedor de los hechos y de un segundo delito de abandono de menores por omisión del deber de socorro y desamparo institucional. Sobre esta denuncia, Sanidad no tenía ayer constancia.

Vergeles pide cautela

Uno de los presuntos autores se fugó antes de que se produjeran las denuncias y sobre él pesa una orden de busca y captura. El otro fue detenido por la Policía Nacional el pasado viernes y, tras pasar a disposición judicial, ha sido trasladado al centro de cumplimiento de medidas judiciales Marcelo Nessi, también dependiente de la Junta de Extremadura. El caso está ya en manos de la Fiscalía de Menores, que ayer comenzó a tomar declaración a los niños y a sus familias en los juzgados.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, confirmó ayer las denuncias y pidió cautela al tratarse de un caso que implica a menores. «No puedo entrar en muchos más detalles, más allá de respetar la presunción de inocencia del menor denunciado y facilitar a la Justicia todo lo que tenga que hacer para aclarar cuanto antes estas denuncias que se han producido».

De su departamento depende el centro público de acogida de menores San Juan Bautista, abierto en Badajoz en febrero de 2009, próximo al hospital Infanta Cristina. Allí están internos menores de entre cero y dieciocho años. Se trata de niños huérfanos, abandonados o apartados de sus familias por la incapacidad de estas para criarlos. En todos estos casos, es la Junta de Extremadura la que asume su tutela. Tanto denunciantes como denunciados convivían en estas instalaciones y los presuntos abusos que ahora han denunciado vienen de lejos.