Hoy

28.000 ÁRBOLES DE BORGES ENTRAN YA EN PRODUCCIÓN

El crecimiento imparable del almendro en la región ofrece muchas cifras. Una de ellas es especialmente significativa porque se trata de algo que va a ocurrir a cortísimo plazo. 28.000 árboles van a empezar a producir entre esta primavera y la próxima en las 145 hectáreas que la multinacional alimentaria Borges tiene repartidas por fincas extremeñas, todas en la provincia de Badajoz. Borges centra su negocio en el nogal y el pistacho pero ha empezado a crecer más a base del almendro. «Se trata de un cultivo muy interesante. Y por eso vamos a apostar claramente por él en los próximos años», relata un portavoz de Borges Agricultural & Industrial Nuts desde su sede en España en el municipio tarraconense de Reus. A través de su filial Frusesa, que tiene instalaciones y finca en Olivenza, tiene presencia en Extremadura desde 1978, donde realiza un procesado primario de nueces y pistachos. Ahora se vuelca con el almendro, una apuesta nueva pero que llega para desarrollarse en plenitud viendo el panorama de demanda general y sostenida de este producto. A través de cuatro fincas, tres situadas en el término municipal de Badajoz y una en el de Montijo, ha ido sembrado hasta 26.000 árboles en los últimos tres años, árboles que a partir de ahora empiezan ya a producir. «Nuestra idea es seguir creciendo hasta el 2021 en Extremadura aunque dependerá de los costes de la tierra y de otros factores», aclaran.