Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Actualidad

26.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
A quienes le tuvieron de profesor, quienes disfrutaron con sus versos o compartieron con él la preocupación por la cultura, en general, y por la literatura, en particular, les cuesta creer que Ángel Campos Pámpano haya muerto. Tenía 51 años. Sus amigos le lloran mientras le dan el último adiós a un poeta al que la enfermedad aparta de forma súbita y para siempre de sus anhelos. El discurso interrumpido de Ángel Campos, como autor y como editor, queda ya para siempre en sus libros y en su ejemplo. El castellano y el portugués pierden una voz con dos acentos; Pessoa y otros autores lusos se quedan sin un admirador, traductor y amigo, y Extremadura dice adiós a un autor de fuste. Pero la muerte no agranda la obra de Campos, sólo la enmarca.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS