Casi la mitad de los españoles apuesta por la privacidad ante las redes sociales

Casi la mitad de los españoles apuesta por la privacidad ante las redes sociales
FOTOLIA

Ocho de cada diez cede sus datos como moneda de cambio

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZMadrid

Un año después de la llegada del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), los españoles cada vez están más conciencias de la importancia de la privacidad y el poder de los datos en internet.

Cuatro de cada diez españoles estarían dispuestos a cerrar sus perfiles digitales en las redes sociales para proteger y preservar su privacidad. Así lo desvela el último estudio de Kaspersky titulado 'El verdadero valor de la privacidad digital'.

Según el Estudio Anual de Redes Sociales 2019 de IAB Spain, el 85,5% de los internautas de 16 a 65 años utiliza redes sociales, lo que representa más de 25 millones usuarios en España.

El informe señala que se usan una medida de 3,7 redes sociales por usuario de manera declarativa y conocen más de seis de forma sugerida. La más utilizada de todas es WhatsApp (88%), seguida de Facebook (87%); YouTube (68%), la que más jóvenes concentra (el 76% tiene entre 16 y 30 años); Instagram, la que más seguidores ha ganado (de un 49% a un 54%); y Twitter (50%).

No obstante, el 12% de los encuestados por Kaspersky reconoce que cede sus datos personales a compañías para participar en juegos o encuestas como '¿A qué famoso te pareces?' o '¿cuál es tu comida favorita?'.

«Ahora que se han dado a conocer numerosas filtraciones de datos en todo el mundo, los usuarios son cada vez más conscientes de los riesgos. Muchos prefieren no revelar determinados datos personales y prestan más atención a lo que comparten en servicios online», apunta Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky en Iberia.

Por su parte, el 87% de los españoles ya cede sus datos personales a las empresas digitales como moneda de cambio para expresar sus ideas, comunicarse con amigos o familiares o ponerse al día de las últimas noticias, ideas y tendencias.

España es uno de los países con mayor acceso a las redes sociales y donde también es importante la penetración de los teléfonos inteligentes. Según, Kaspersky, el 92% de los españoles tienen un móvil y solo uno de cada diez daría su teléfono para garantizar su privacidad.

El pasado mes de mayo, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicó dos informes para dar mayor importancia a la privacidad a la hora de utilizar un smartphone. En el texto Acceso de las aplicaciones en dispositivos Android, la AEPD muestra como muchas apps acceden a la pantalla de los smartphones sin permiso.

Un ejemplo que apunta la AEPD es la app AZ Screen Recorder, una app que sirve para grabar la pantalla de nuestro smartphone y que al ejecutarse solo solicita los permisos de almacenamiento, contactos, cámara y micrófono, pero nada de acceso a la pantalla.

La aplicación accede a la pantalla y «evidentemente no se cumple con los principios de transparencia», apunta el organismo español. «Los usuarios deberían evitar dejarse engañar por personas sospechosas que prometan objetos valiosos a cambio de sus datos personales y no compartan demasiados detalles sobre su identidad», apuntan los expertos de Kaspersky.