Tres de cada diez adolescentes se han dado un atracón de alcohol en el último mes

Jóvenes consumiendo alcohol. /
Jóvenes consumiendo alcohol.

Esta forma de consumo sube al 50% entre los jóvenes de 18 años, según el último informe Estudes

DANIEL ROLDÁNMadrid

El alcohol es la única droga cuyo consumo se ha mantenido firme a lo largo de la última década entre los adolescentes españoles. El resto ha bajado y lo ha hecho en cifras importantes. Los consumos de cocaína y de cannabis han descendido un 65 y un 33% en los últimos diez años, según revela la encuesta sobre el Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (Estudes) que analiza los años 21014 y 2015. El tabaco, según este informe, se ha reducido en 60 puntos desde el año 2014. Sin embargo, el alcohol es la única adicción que se mantiene inflexible.

Ocho de cada diez adolescentes han aprobado el alcohol y el 76,8% lo ha consumido el último año, algo menos en los treinta días anteriores a la encuesta (68,2%). Los jóvenes, como es obvio, beben sobre todo los fines de semana. Combinados, cerveza y vino son sus bebidas favoritas. No ha cambiado el patrón, ha asegurado Francisco Babín, delegado del Plan Nacional de Drogas, quien ha destacado que 1,7% de los jóvenes bebe diariamente.

En este consumo intensivo destaca que uno de cada tres adolescentes se ha dado un atracón de alcohol en el último mes, es decir, beber de forma compulsiva hasta estar borracho. En el caso de las personas de 18 años, el porcentaje se eleva hasta la mitad.

En cuanto al botellón, su práctica desciende un poco (apenas cinco puntos) pero sigue siendo una práctica habitual en seis de cada diez consultados. La frecuencia de esta práctica también aumenta con la edad, hasta alcanzar a siete de cada diez jóvenes de 18 años. También descienden las borracheras en general. Con estos datos, el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, ha planteado que en esta legislatura se realice una ley para prevenir el consumo aprovechando que este año termina el plan y la estrategia nacional. Hay bases para un trabajo intenso en los próximos años, ha recalcado el ministro. En este sentido, Babín ha apuntado que en los lugares donde se han aplicado leyes de prevención es donde se obtienen las tasas más bajas.

Por otra parte, el tabaco prosigue su descenso, aunque Estudes indica que, en el último año 137.000 escolares de entre 14 y 18 años empezaron a consumir tabaco. En 2014, el 38,4% de los escolares ha fumado tabaco alguna vez en la vida, el 31,4% en el último año y el 8,9% lo fuma a diario, lo que supone un descenso de cuatro puntos respecto a la encuesta anterior. Por otro lado, el 49,7% de los escolares vive en hogares donde se fuma diariamente. Hace unos años eran siete de cada diez hogares.

En cuanto a los hipnosedantes, los resultados indican también un descenso en el uso de estas sustancias con y sin receta y una clara ruptura en la tendencia creciente que se viene observando desde 1994. Así, el 16,1% los ha consumido alguna vez en la vida; el 10,8% en los últimos doce meses y el 6,2% en los últimos 30 días. El consumo sigue siendo fundamentalmente femenino; duplica al masculino en los datos del último año (13,8% frente a 7,7%).

Cannabis

El cannabis es la droga ilegal consumida por un mayor porcentaje de jóvenes: tres de cada diez estudiantes lo ha probado alguna vez y uno de cada cuatro cada lo ha consumido en el último año. En cambio, aumenta en dos puntos la proporción de los estudiantes que lo han consumido en los últimos 30 días (18,6%). En este grupo de población, el 65,6% ha consumido principalmente marihuana; un 9% es consumidor de hachís, un 25,4% consume los dos tipos; y un 86,5% mezclan cannabis con tabaco. El consumo de porros consumidos al día es de 3,2.

En la cocaína, las prevalencias de consumo de esta droga muestran una tendencia estable, con muy ligeras variaciones respecto a los consumos registrados en la encuesta anterior. El 3,5% reconoce haber consumido cocaína alguna vez en la vida; el 2,8% en los últimos doce meses y el 1,8% en los últimos treinta días. En cuanto al género, los hombres consumen en mayor proporción que las mujeres en todos los grupos de edad.