Descubren propiedades en una molécula que podrían prevenir los efectos tóxicos del botellón

Jóvenes sentados haciendo botellón./
Jóvenes sentados haciendo botellón.

La investigación de la Universidad Complutense de Madrid, financiada por el Ministerio de Sanidad, pretende prevenir la neuroinflamación y los efectos que el consumo intensivo de alcohol produce en el cerebro

EUROPA PRESSmadrid

Una profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) está investigando las propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras de una molécula endógena de naturaleza lipídica que pueden prevenir la neuroinflamación y los efectos tóxicos que el consumo intensivo de alcohol en atracón (tipo "botellón") produce en el cerebro.

Según informa la universidad en un comunicado, este trabajo ha obtenido el Premio Joven Investigador de la Sociedad Internacional y se presentará en el congreso científico 5th IDARS Meeting de la Sociedad Internacional de Investigación sobre Drogas.

El estudio se centra en el estudio de la neuroinflamación inducida por determinadas drogas como el alcohol o la cocaína, y su relación con los efectos tóxicos en el cerebro, estudiando terapias farmacológicas que puedan prevenirlos.

Financiado por el Plan Nacional sobre drogas

Estos estudios se realizan a nivel básico, en animales de laboratorio, y se han comenzado también en humanos. El proyecto de investigación, del que la profesora Orío es investigadora principal, ha sido financiado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas (Ministerio de Sanidad y Política Social e Igualdad).

Estudios previos han sido publicados en revistas internacionales especializadas como International Journal of Neuropsychopharmacology o Addiction Biology. El trabajo incluye una serie de estudios sobre el impacto negativo que produce el consumo intensivo de alcohol en atracón, tipo 'botellón', sobre el cerebro.

En concreto, existe una respuesta inmune e inflamatoria alterada tras este consumo de alcohol que afecta a la corteza frontal induciendo la liberación de marcadores de daño neuronal. La molécula de naturaleza lipídica, la oleoiletanolamida, puede prevenir la neuroinflamación y los efectos tóxicos que el alcohol produce en el cerebro.