Primeros pasos para las exhumaciones de la fosa común de Zarza la Mayor

El objetivo es dar con medio centenar de personas asesinadas en 1936

EFE

La presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, se reunió ayer con la alcaldesa de Zarza la Mayor, Vanesa Montero, para dar los primeros pasos para la futura exhumación de restos humanos de la fosa común de la Guerra Civil ubicada en la mina 'La Paloma' de esta localidad. Alrededor de medio centenar de víctimas de 1936 estarían enterradas en este complejo minero, según el investigador de la Universidad de Extremadura Julián Chaves, quien también es presidente de la Comisión de Memoria Histórica de la institución provincial, presente en la reunión.

Se pretende seguir «la misma hoja de ruta que en la Mina Terría», de Valencia de Alcántara, «un trabajo modélico, como también este lo será», según dijo Chaves, quien no quiso aventurarse a dar una fecha para la exhumación.

Así, la reunión de ayer puso las bases para firmar un convenio y comenzar los trabajos en las tres minas de 'La Paloma', el complejo minero de fosforita que data del siglo XIX, «de muchísima profundidad y en un terreno complicado, donde hay que ser cuidadoso, porque es blando y puede ceder», explicó el investigador.

El objetivo es dar con el medio centenar de personas asesinadas en 1936 por las tropas sublevadas, víctimas procedentes no solo de Zarza la Mayor, unas 17, sino de otras localidades cercanas, e incluso de la zona de Gata, según apuntó Chaves.

«Lo que muchas familias esperan no es otra cosa que recuperar los restos de los suyos, y ahora ya me dicen que están esperanzados y ven una ventana en la que está entrando luz», dijo la alcaldesa de Zarza la Mayor.

Por su parte, Cordero señaló que el Gobierno provincial «va a seguir hasta el último segundo de la legislatura luchando por la dignidad y alentando el trabajo para llevar a cabo la recuperación de los cuerpos de tantas víctimas asesinadas hace 80 años y que sus familiares esperan poder enterrar algún día».