Los Itinerarios Culturales de Europa reciben el premio Carlos V

La Ruta de Emperador Carlos V que se celebra en Extremadura forma parte de los Itinerarios Culturales. / HOY
La Ruta de Emperador Carlos V que se celebra en Extremadura forma parte de los Itinerarios Culturales. / HOY

La Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste ha elegido esta iniciativa creada en 1987 que consta de 33 rutas

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Es la primera vez que el premio Carlos V se otorga a un programa. En sus doce ediciones anteriores el galardón recayó en distintas personalidades. Sin embargo, en esta ocasión la iniciativa Itinerarios Culturales promovida por el Consejo de Europa ha sido la elegida. Así lo anunció ayer en la sede principal de la Junta de Extremadura Rosa Balas, la directora general de Acción Exterior y presidenta de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste. El presidente de dicha institución, Juan Carlos Moreno, la acompañó cuando dio a conocer el nombre seleccionado.

El jurado lo había decidido antes entre 24 candidaturas (19 de España, dos de Francia, dos de Bélgica y una de Luxemburgo). De la ganadora, Balas destacó que «supone una invitación a viajar y a descubrir el rico y diverso patrimonio de Europa, uniendo a personas y lugares en redes de historia y patrimonio cultural».

LAS RUTAS

1
Camino de Santiago de Compostela
2
La Hansa
3
Rutas de los vikingos
4
Vía Francígena
5
Rutas del legado andalusí
6
Ruta de los fenicios
7
Ruta del hierro en los Pirineos
8
Caminos europeos de Mozart
9
Ruta europea del patrimonio judío
10
Ruta de San Martín de Tours
11
Sitios cluniacenses en Europa
12
Rutas del olivo
13
Vía Regia
14
Transrománica
15
Las rutas del viñedo
16
Ruta europea de las abadías cistercienses
17
Ruta europea de los cementerios
18
Caminos del arte rupestre prehistórico
19
Ruta europea de las ciudades termales históricas
20
Camino de San Olav
21
Ruta europea de la cerámica
22
Ruta europea de la cultura megalítica
23
Tras los pasos de los hugonotes y los valdenses
24
Arquitectura de los regímenes totalitarios del siglo XX en la memoria urbana de Europa
25
Red europea de Art Nouveau
26
Vía Habsburgo
27
Ruta de los emperadores romanos y del vino del Danubio
28
Rutas europeas del emperador Carlos V
29
Destino Napoleón
30
Tras los pasos de Robert Louis Stevenson
31
Ciudades fortificadas de la Grande Région
32
Rutas del Impresionismo
33
Vía Carlomagno

Eso es precisamente lo que hace el Consejo de Europa con esta iniciativa que nació en el año 1987 y que se materializa en un total de 33 itinerarios. Todos ellos ponen en práctica valores basados en los derechos humanos, la diversidad y el diálogo entre culturas.

Abarcan una amplia gama de temas. Desde la arquitectura y el paisaje hasta las influencias religiosas, pasando por la gastronomía, el patrimonio inmaterial y las principales figuras del arte, la música y la literatura.

La última ruta fue certificada en 2018 y es la Vía Carlomagno, que pasa por Bélgica, Francia, Italia, Irlanda, Luxemburgo, Suiza y España.

Más de tres décadas antes, el Camino de Santiago inauguró el programa. Tras él se incluyeron otras rutas, como la del Impresionismo, la del Art Nouveau, la de los vikingos, la de los fenicios o la de las ciudades termales históricas.

Muchas de ellas tienen paradas en diferentes puntos de España, como la que se centra en el arte rupestre prehistórico, la del legado andalusí o la del patrimonio judío.

Además, Extremadura está presente en esos itinerarios a través de la Red de Cooperación del Emperador Carlos V, que une a once países de Europa, África y Centroamérica.

Cada febrero, senderistas de varios puntos del país recrean el último viaje que hizo el emperador Carlos V en 1557 desde el castillo de los Condes de Oropesa, en Jarandilla de la Vera, hasta el Real Monasterio de Yuste, en Cuacos de Yuste, donde pasó la etapa final de su vida.

«Es un honor», dice el secretario del Consejo, que destaca el legado cultural de los países miembros

Al galardón optaban 24 candidaturas de cuatro países europeos, de las que 19 eran españolas

La actividad, declarada de Interés Turístico Regional en el año 2011, cuenta con la certificación de Itinerario Cultural Europeo desde 2015.

Para lograr ese sello de excelencia tuvo que demostrar, al igual que los demás integrantes del programa, que representa los valores europeos, que es una celebración común en al menos tres países, que está asociada a una investigación científica, pluridisciplinar y transnacional, así como que destaca la memoria, la historia y el patrimonio europeo, además de contribuir a la interpretación de la diversidad actual del continente. También tiene que apoyar los intercambios culturales y educativos entre los jóvenes, desarrollar proyectos modélicos e innovadores en el ámbito del turismo cultural y del desarrollo sostenible, y desarrollar productos destinados a un público variado.

Historia común

Todos los itinerarios culturales certificados se someten a una evaluación cada tres años, según especifica la página web oficial de este programa, un sitio en Internet que conoce perfectamente el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland.

Ayer, tras el anuncio del fallo del jurado del Premio Europeo Carlos V, destacó que «es un honor» esta distinción. Para Jagland, cada uno de sus países miembros tienen su propio legado cultural, pero también comparten con sus vecinos una historia común. «Esa herencia ha llevado juntos a los europeos a lo largo del tiempo y a través de las fronteras», dijo.

Para Jagland, Europa se ha construido de diferentes maneras. «Una de ellas es con el diálogo, los intercambios culturales y la promoción de la diversidad y la identidad europea a través de las fronteras», añadió antes de reconocer que «la cooperación europea se enfrenta a muchos desafíos en diferentes frentes».

En su agradecimiento también tuvo palabras para «dos españoles que jugaron un papel decisivo en la creación de la red». Se refirió al que fue responsable de Cultura del Consejo de Europa, José María Ballester, y a quien desempeñó el cargo de secretario general entre 1984 y 1989, el jurista y diplomático español Marcelino Oreja.

Él también fue galardonado con el premio Carlos V. Desde 2017 forma parte de la lista en la que están Jacques Delors (1995), Wilfried Martens (1998), Felipe González (2000), Mijail Gorbachov (2002), Jorge Sampaio (2004), Helmut Kohl (2006), Simone Veil (2008), Javier Solana (2010), José Manuel Durao Barroso (2013), Sofia Corradi (2016) y Antonio Tajani (2018).

Todos ellos conocen el Monasterio de Yuste, un monumento habitado durante siglos y hasta el año 2009 por los jerónimos, cuando el espacio se quedó sin monjes. Estuvo vacío cuatro años y fueron las gestiones del Obispado de Plasencia las que permitieron recuperar la vida monástica. Actualmente viven allí cuatro religiosos paulinos, de la orden polaca de la Virgen de Czestochowa (Polonia).

En la que hoy es su casa siempre ha sido la ceremonia de entrega del premio Carlos V. Este año el monumento volverá a acoger el acto y lo presidirá el Rey Felipe VI. Será la cuarta vez que se celebre en la misma fecha: el 9 de mayo, Día de Europa.