El 70% de toda la luz consumida en Casar de Miajadas era para las plantaciones de marihuana

La operación se salda con tres de los 10 detenidos en prisión, y 1.400 plantas de droga, 10 escopetas y 95.000 euros intervenidos

REDACCIÓN

La operación que la Guardia Civil desarrolló el pasado 10 en Miajadas y Casar de Miajadas ha servido para desmantelar una «peligrosa organización criminal de venta de drogas», según informó ayer la Comandancia de Cáceres en una nota de prensa. El balance final del operativo ha sido de la detención de 10 personas de un mismo clan, tres de las cuales han ingresado en prisión. Además los agentes se incautaron de 1.400 plantas de marihuana en tres plantaciones bajo techo, 22 kilos de esta misma sustancia ya preparados para su distribución, 10 armas largas, 95.000 euros en efectivo y cinco vehículos de alta gama, así como 240 dosis de cocaína, munición diversa y casi un kilo de oro, entre otros objetos de valor y material para la preparación de las drogas.

El centro neurálgico de la organización se encontraba en Casar de Miajadas, una entidad local menor de apenas 300 habitantes donde la Guardia Civil llama la atención sobre el hecho de que el 70% del consumo eléctrico era el generado por las plantaciones de marihuana. La conexión a la red era ilegal, y los agentes estiman que el coste total de la energía consumida en estas instalaciones alcanzaría los 120.000 euros mensuales.

Los miembros de la organización tenían perfectamente delimitadas sus funciones. El principal investigado usaba para desplazarse vehículos de alta gama que estaban a nombre de terceros, en cuya compra invirtió solo en 2018 la suma de 163.000 euros. También invertía en oro y solía depositar grandes cantidades de dinero en el domicilio de un familiar no relacionado con el tráfico de estupefacientes, donde se encontraron durante el registro más de 95.000 euros en efectivo.

La Guardia Civil no descarta más detenciones en los próximos días.

 

Fotos

Vídeos