Un juez obliga a Villafranca de los Barros a devolverle la calle a la Legión

La calle Don Jesús Yuste Marzo tendrá que volver a llamarse calle Legión/A.O.
La calle Don Jesús Yuste Marzo tendrá que volver a llamarse calle Legión / A.O.

Considera que no hubo procedimiento ni explicación de los motivos del cambio, pero no entra en el fondo de la Ley de Memoria Histórica

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El Ayuntamiento de Villafranca de los Barros tiene que devolverle la calle a la Legión. Lo dice una sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Mérida, que enmienda la decisión del pleno municipal de cambiar el rótulo de la Legión por el dedicado al último alcalde del pueblo durante la II República, Jesús Yuste Marzo.

Los exlegionarios, representados en la plataforma patriótica Millán Astray, están de enhorabuena. Fueron ellos quienes acudieron a los tribunales para pedir que anularan esta decisión del pleno, celebrado en diciembre de 2017.

Así lo ha dictado el juez, por considerar que el Ayuntamiento no inició procedimiento alguno para llevar a cabo el cambio de nombre, lo único que hay –recoge la sentencia– «es la propuesta de la Alcaldía, que luego es asumida por el pleno». Argumenta además, que «el acuerdo plenario –respaldado por todos los concejales de la corporación excepto por los del PP– carece de cualquier tipo de motivación que permita comprender por qué el Ayuntamiento ha decidido sustituir» el nombre de la calle.

Por todo ello y sin entrar a valorar si se ajusta o no a la Ley de Memoria Histórica, ha ordenado al Ayuntamiento a que la Legión vuelva a lucir en el callejero de Villafranca de los Barros y le condena a pagar las costas del juicio.

El cambio del nombre se produjo después de que el comité de expertos de la memoria histórica, creado bajo el paraguas de la Diputación de Badajoz, lo catalogara como vestigio. Aunque no pedían su retirada, sí recomendaban que el pleno municipal hiciera una declaración para modificar el motivo de otorgamiento de la calle, al considerar que el topónimo es un homenaje a la Legión que participó en la sublevación militar de 1936.

El Ayuntamiento de Villafranca de los Barros optó, en cambio, por renombrar la calle para recordar la figura de Jesús Yuste Marzo, como había solicitado uno de los grupos municipales. Al tiempo, reconocía a la Legión, como cuerpo integrante del Ejército cuyo compromiso con la Constitución de 1978 «es público y notorio».

Quieren actos de desagravio

Con el favor de los tribunales, los veteranos legionarios piden a la corporación que salga de las elecciones del día 26, «que reponga esa calle de forma inmediata, pues su retirada además de ilegal es ofensiva para el conjunto de los españoles».

La plataforma Millán Astray va más allá y solicita que se programen «actos institucionales de desagravio por semejante desatino, que repare los daños morales causados a nuestro colectivo legionario».

Además, dejan la puerta abierta a emprender acciones penales contra los responsables de lo que califican de «daño innecesario, por las gravísimas irregularidades administrativas evidenciadas en la resolución judicial».

Por su parte, el alcalde de Villafranca de los Barros, Ramón Ropero, ha dicho a HOY que el Ayuntamiento va a recurrir la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura porque no están de acuerdo con ella. El regidor, sin embargo, no ha querido entrar a valorar el fallo del juez.

La advertencia al alcalde de Plasencia

Los exlegionarios tienen una segunda cruzada en Extremadura. Es contra el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, por la decisión de la junta de gobierno de rebautizar como Vereda de Carcaboso la calle dedicada a Millán Astray, fundador de este cuerpo militar. Esto fue en junio del 2018. Acto seguido, los veteranos legionarios presentaron un recurso de reposición pidiendo la restitución del nombre de la calle. «El alcalde sigue incompresiblemente sin responder, lo que nos obligará a iniciar la senda judical», advierten.