La catedral de Plasencia muestra durante 9 días su misteriosa Virgen durmiente

Solo es accesible al público durante nueve días al año/HOY
Solo es accesible al público durante nueve días al año / HOY

La imagen está instalada en el retablo del altar de la Asunción, obra de los Churriguera fechado en el primer cuarto del siglo XVIII

EFE

La catedral de Plasencia muestra desde hoy la misteriosa imagen yacente de la Virgen de la Asunción, que solo es accesible al público durante nueve días al año, en coincidencia con la celebración de la novena en su honor.

La imagen está instalada en el retablo del altar de la Asunción, o del Tránsito de la Virgen, obra de los Churriguera fechado en el primer cuarto del siglo XVIII y ubicado en una capilla situada a la izquierda del retablo mayor de la catedral nueva

Iconográficamente el retablo contiene una imagen renacentista, de vestir, de la Virgen en el misterio de la Dormición, que está guardada en un arca barroca de madera con incrustaciones de carey, oro y plata y el techo, por dentro, cubierto de plata repujada.

Se trata de una inusual representación de una virgen amortajada, que, además, presenta un singular vestido de terciopelo rosa, regalo de la reina Isabel II.

El propio origen de la imagen está también rodeado de cierto misterio.

La Virgen de la Asunción llegó desde Navacarros (Salamanca), pueblo perteneciente a la Diócesis de Plasencia y poco más se sabe de ella, salvo que es del siglo XV, anterior al retablo que la acoge, que data del XVIII y también a la catedral nueva.

Esta imagen, que es visible solo durante nueve días al año, se muestra gracias a un complejo sistema de poleas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos