Las obras de seis plantas solares de Endesa generan 660 empleos directos en la región

Paneles solares instalados en una de las plantas de Enel en Logrosán:: HOY/
Paneles solares instalados en una de las plantas de Enel en Logrosán:: HOY

La compañía prevé que la cifra aumente hasta los 900 contratados en las próximas semanas

EFE

Las obras de las seis plantas fotovoltaicas que la división de renovables de Endesa, Enel Green Power España (EGPE), construye en Extremadura generan ya 660 empleos directos, una cifra que aumentará hasta los 900 en las próximas semanas, cuando los proyectos alcancen su pico máximo.

Las plantas, que supondrán una inversión de unos 200 millones de euros, se desarrollan en los municipios de Logrosán, donde se sitúan tres de ellas, y Casas de Don Pedro y Talarrubias, en Badajoz, donde se ubican las otras tres, ha informado hoy la compañía en un comunicado.

La fecha de finalización de los trabajos está prevista para diciembre de este año.

En el caso de Logrosán, las obras, que comenzaron el pasado mes de septiembre, se encuentran más avanzadas. En el Green Power España ejecuta ya allí todas las actividades de una planta solar, incluido el montaje de los paneles solares.

Son 400 personas las que trabajan en este proyecto, que funciona a pleno rendimiento, y en las próximas semanas el número aumentará hasta los 500.

Las obras de Casas de Don Pedro y Talarrubias, que se iniciaron a finales de noviembre, marchan también a buen ritmo y cerca de alcanzar su máximo rendimiento, con la previsión de arrancar el montaje de paneles en las próximas semanas.

En la actualidad, las obras generan 240 empleos y en las próximas semanas alcanzarán su pico máximo, de 400 puestos de trabajo.

Las tres instalaciones fotovoltaicas de Endesa en Logrosán -Baylio, Dehesa de los Guadalupes y Furatena- tendrán una potencia de más de 42 megavatios cada una (127 MW en total), y para su construcción se invierten aproximadamente 100 millones de euros.

Una vez que estén totalmente operativas, las instalaciones solares, compuestas por alrededor de 372.000 módulos, tendrán capacidad para generar más de 240 GWh por año, evitando la emisión anual de aproximadamente 120.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Por su parte, las tres plantas de Casas de Don Pedro y Talarrubias -Navalvillar, Valdecaballero y Castilblanco- tendrán una potencia de más de 42 MW cada una, y para su construcción se invertirán aproximadamente 100 millones de euros.

Cuando estén totalmente operativas, las instalaciones solares tendrán capacidad para generar aproximadamente 250 GWh por año, evitando la emisión anual de más de 165.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.