Moreno se estrena con una defensa de la autonomía andaluza

Juanma Moreno, tras su investidura como presidente de la Junta de Andalucía. /EP
Juanma Moreno, tras su investidura como presidente de la Junta de Andalucía. / EP

El nuevo presidente de la Junta pide consejo a Manuel Clavero, símbolo andaluz de la Transición y padre del Estado autonómico

CECILIA CUERDOSevilla

El nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha querido estrenarse en el cargo con una reivindicación del Estado autonómico. Un día antes de tomar posesión del cargo, el líder del PP se ha entrevistado con el exministro de la UCD Manuel Clavero, uno de los impulsores del modelo autonómico y considerado «padre de la Andalucía moderna», a quien Moreno considera «un profundo conocedor de la realidad andaluza».

La entrevista no está exenta de significación, por cuanto choca frontalmente con los valores de uno de sus principales apoyos para la investidura, el partido de ultraderecha Vox. La formación, que tiene la llave de la estabilidad para esta legislatura ante la fragilidad de los 47 diputados con los que cuenta el gobierno de coalición PP-Ciudadanos, nunca ha ocultado su disconformidad con el modelo de las autonomías, y en su programa electoral -y sus reclamaciones para apoyar la investidura- han defendido siempre un proceso de recentralización y la devolución de las competencias transferidas a las regiones, especialmente en Educación, Sanidad o Justicia.

Según el PP, en el encuentro hablaron de «la nueva etapa que se abre en Andalucía» y el veterano político, considerado además uno de los padres andaluces de la Transición, le aconsejó que «actúe con equilibrio y con sensatez al frente del Gobierno andaluz». Tras esta visita, Moreno se prepara para jurar este viernes su cargo como presidente de la Junta, el primero que no es del PSOE en casi 37 años de autonomía. El acto se celebrará en el Parlamento andaluz y en él estará presente el presidente del PP, Pablo Casado, que se verá las caras en público por vez primera con la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, su rival en las primarias por el liderazgo del partido. También Mariano Rajoy se desplazará a Sevilla, ya que Moreno trabajó estrechamente junto a él en la dirección del partido. Posteriormente todos ellos se trasladarán a Madrid para participar en la Convención nacional de los populares. En representación del ejecutivo central, está ya confirmada la presencia de la ministra de Política Territorial Meritxell Batet. No será hasta la próxima semana cuando el nuevo presidente dé a conocer la composición de su ejecutivo.