El PP y Ciudadanos ultiman su acuerdo programático en Andalucía

Juan Marín. /Efe
Juan Marín. / Efe

Mantienen discrepancias públicas sobre en quién debe apoyarse el pacto programático para tener mayoría en la votación de la Mesa y en la investidura, ya que los populares miran a Vox y la formación naranja reclama la abstención del PSOE

EFESevilla

El PP y Ciudadanos ultiman su acuerdo programático en Andalucía, que tendrá más de ochenta puntos y que prevén cerrarlo en los próximos días, cuando concreten los asuntos más complicados, que tienen que ver con los aforamientos y con cuándo se produce la dimisión por corrupción política.

Los equipos de ambas formaciones, que se han reunido este miércoles , se volverán a ver el viernes y mañana dedicarán la jornada a estudiar las respectivas propuestas, según han informado a Efe fuentes de la negociación. El acuerdo hace hincapié en la regeneración democrática iniciativas de evaluación de las políticas públicas, control de la corrupción y un estatuto del denunciante de buena fe.

Populares y naranjas también se comprometerán a poner en marcha una ley de protección integral contra la corrupción, otra ley de evaluación de las políticas públicas y un nuevo reglamento de transparencia que dote de contenido a la ley.

El pacto sobre el que se trabaja incluye auditorías de las cuentas públicas y una comisión de investigación por la Faffe, tal y como se aprobó en el Parlamento la anterior legislatura.

En materia social, han acordado incluir el impulso a un pacto andaluz contra la violencia de género y no se recoge ningún punto que haga alusión a la eliminación de la ley actual. El acuerdo también dedica un apartado para medidas en defensa del «poder» de las autonomías.

Si como se prevé PP y Ciudadanos se ponen de acuerdo sobre los «flecos» pendientes y cierran el acuerdo programático en las próximas jornadas, comenzarán a negociar oficialmente -el diálogo ya está abierto- por la Mesa del Parlamento y sobre el Ejecutivo.

Los populares defienden que al 27 de diciembre, fecha de constitución del Parlamento, habría que llegar con un pacto global (programa, Mesa y Gobierno), porque consideran que si se prolonga la negociación sigue la «sangría» de reuniones del Consejo de Gobierno socialista que se podrían aprovechar para aprobar medidas.

Sin embargo, Ciudadanos desliga el programa y la Mesa del Parlamento, que sí debe ser antes del 27 de diciembre, de la negociación del futuro gobierno. A falta de concretar el reparto de los cargos de la Mesa del Parlamento y de si se incluye o no a Vox, el acuerdo de PP y Cs incluirá la Presidencia de la Cámara para la formación naranja, cargo para el que se baraja a Marta Bosquet.

PP y Ciudadanos mantienen discrepancias públicas sobre en quién debe apoyarse el pacto programático para tener mayoría en la votación de la Mesa y en la investidura, ya que los populares miran a Vox y la formación naranja reclama la abstención del PSOE. El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha criticado las acusaciones que está recibiendo su partido por parte del PSOE y ha sostenido que «no puede venir con mensajes como cuidado que viene la derecha».

El coordinador del Consejo Territorial del PSOE-A, Miguel Ángel Heredia, ha arremetido contra el líder de Cs, Albert Rivera, al que ha acusado de querer llevar «el caos» a Andalucía a cambio «de unos pocos sillones». Heredia ha criticado que pacten con el partido «más corrupto», en referencia al PP, y le ha emplazado a aclarar si quieren dar paso «a la ultraderecha» en España desde Andalucía.