EH Bildu estudia denunciar el incidente en el chupinazo por una ikurriña

Lanzamiento del tradicional chupinazo, el sábado, la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona./Efe
Lanzamiento del tradicional chupinazo, el sábado, la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. / Efe

Maider Beloki, concejal de la formación abertzale a la que policías municipales impidieron exhibir la bandera vasca en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona, presenta un parte de lesiones

EH Bildu estudiará denunciar en el juzgado el incidente ocurrido el sábado en el chupinazo cuando una de sus concejalas, Maider Beloki, intentó exhibir una ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona, lo que le fue impedido por agentes de la Policía Municipal.

Beloki ha sido examinada este domingo en un centro hospitalario, del que ha salido con un parte de lesiones que la formación abertzale estudiará enviar al juzgado con una denuncia, si bien su compañero de EH Bildu y exalcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha emplazado a la finalización de los sanfermines, durante los cuales su formación va a utilizar «un discurso de tranquilidad, vamos a fomentar la convivencia».

El suceso tuvo lugar en el momento del chupinazo, en un balcón de la fachada de la Casa Consistorial, cuando los agentes arrebataron por la fuerza la ikurriña a Beloki, cuya melena quedó enganchada, en un incidente en el que ella y la edil de Geroa Bai Itziar Gómez se aferraban a la bandera mientras los policías estiraban de ella.

Hoy Joseba Asiron ha señalado a los periodistas que su compañera «está mucho peor que ayer de su estado físico en general. Ha ido al hospital, le han sacado radiografías, ha habido un parte de lesiones, que se va remitir al juzgado».

Sin embargo, preguntado específicamente si se va a presentar una denuncia, ha matizado que «habrá que madurarlo», aunque ha lamentado la «violencia extraordinaria» que se utilizó contra una «concejala electa de esta ciudad por orden del alcalde Enrique Maya», en un episodio «inenarrable».

«Las grabaciones -de video- son sumamente ilustrativas para ver dónde fue la agresión, en qué sentido fue la y cómo en definitiva el señor Enrique Maya mandó a los policías, a servidores públicos, a utilizar la fuerza contra concejales, contra cargos electos de esta ciudad», ha dicho.

Ha advertido de que la ikurriña es «legal y legítima, y es sentida por un sector amplísimo» de la ciudad, por lo que ha considerado, en referencia a Maya, que «decir que esa bandera te crispa se acerca muchísimo al fascismo».

Tras señalar que «tiempo habrá» para estudiar si se denuncia el suceso de ayer, Asiron ha sido contundente al considerar que «lo que ahora toca es seguir llamando a la convivencia y a la tranquilidad y desde luego que no se siga provocando como se está provocando».

Más información