«Los músicos también ayudamos a la sociedad a evolucionar»

El joven pianista emeritense Abraham Samino, en el Conservatorio de Música de Mérida. :: j. m. romero/
El joven pianista emeritense Abraham Samino, en el Conservatorio de Música de Mérida. :: j. m. romero

El joven ha regresado desde Salzburgo (Austria) para ofrecer una charla en el Conservatorio y un concierto en el centro Alcazaba

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Hacía ya tiempo que en Mérida no se disfrutaba de un concierto como solista del joven pianista emeritense Abraham Samino. Más de tres años, según recuerda.

Pero en los últimos días, Mérida ha tenido ración doble de su talento. El pasado jueves ofreció una charla coloquio en la casa que le vio nacer y convertirse en el brillante músico que es ahora, el Conservatorio de Música Esteban Sánchez. Y el viernes los espectadores pudieron gozar de su música en un concierto que ofreció en el auditorio del centro cultural Alcazaba. Un recital incluido en el ciclo de la Sociedad Filarmónica y las Juventudes Musicales de Mérida en que interpretó magistralmente obras de obras de Beethoven, Prokofiev y Chopin.

Abraham regresa a Mérida con un premio bajo el brazo. Uno de los muchos que ha recibido en los últimos años. Pero este le hace especial ilusión. Se trata del premio 'Würdigungspreis 2018', que recibió el pasado 12 de noviembre en Viena en representación de la Universidad Mozarteum. El joven ha sido el elegido en una selección de los mejores expedientes académicos universitarios de toda Austria llevada a cabo por el Ministerio de Educación del país. «Supone una alegría muy grande. Porque, por un parte, es como un punto y final a toda esa etapa en la Universidad de Salzburgo, el colofón. Y por otra, que me lo otorgue el gobierno del país extranjero es una cosa muy emocionante. Cuando me lo dijeron, no me lo creía. Ni mi familia tampoco», dice.

Tiene 24 años y mantiene una intensa labor en el ámbito de la música de cámara

En la actualidad, Abraham vive en Salzburgo y para pagarse los estudios y vivir en esta preciosa ciudad austriaca trabaja en una tienda.

Al mismo tiempo, confiesa que busca proyectos musicales que le ilusionen. Uno en el que está embarcado es el estreno, el 15 de diciembre, de un poema épico dramático escrito por Marino González, fundador de la editorial de La Luna Libros. «Vamos a hacer un espectáculo músico-teatral con un tenor lírico y un actor. Hemos hecho el proyecto con la idea de aunar la interpretación actoral con la interpretación como músicos. Para ello hemos cogido unos romances del compositor alemán Johannes Brahms y de ahí sacamos la idea de que alguien nos escribiera una obra para hacer esa adaptación». Dice sentirse muy ilusionado con este proyecto que se presentará en Mérida el 30 de noviembre y cuyo espectáculo se estrenará en Madrid, explica Abraham, que espera que también pueda verse algún día en Extremadura.

Confirma que dedicarse a la música en Salzburgo, en Austria «es algo que está mucho mejor visto que en España». El círculo de aficionados y el espectro musical es mucho más amplio en esos países. Y hay mucha más gente relacionada con la música, y más concretamente con la música clásica. «Muchos ciudadanos tienen algún tipo de formación o cultura musical y eso hace que se tenga más en consideración a este arte que en España. Y yo considero que los músicos, como cualquier otro profesional, también hacemos mucho bien a la sociedad. Y como los que se dedican a la pintura o a la danza, los músicos también ayudamos a la sociedad a evolucionar».

Dice que trabajar como músico es hacer algo de manera muy abstracta y siente que algunas veces parece «algo irreal». Por eso confiesa que trabajar en una tienda es, en cierta manera, «un modo de ponerse en contacto con la realidad».

Sacará un CD en solitario

Al mismo tiempo que trabaja y sigue estudiando, anuncia que también está preparando el que será su primer CD en solitario, en formato pequeño, en el que ha grabado las cuatro baladas de Chopin. El CD va a salir como trabajo final de máster por el que le ha premiado el Ministerio de Educación Austriaco. «He pensado que sería muy bueno tener, de manera oficial, un CD con las versiones que hago yo de las baladas. Estoy en contacto con la Fundación Caja Badajoz, que me ha aprobado el proyecto, por lo que se va a hacer una tanda de CD y los voy a sacar muy pronto, seguramente para final de año», anuncia.

Abraham, que tiene en la actualidad 24 años, comenzó sus estudios profesionales en el Conservatorio de Música con la profesora Silvia Núñez, completando su formación con el concertista Eldar Nebolsin. Con tan solo 16 años ingresa en la Universidad 'Mozarteum' de Salzburgo, Austria, con el renombrado pianista Pavel Gililov, donde en 2105 obtiene el grado superior de Música con Matrícula de Honor y finaliza sus estudios de Máster en la especialidad de solista en 2018.

Abraham ha participado en cursos de rango internacional a cargo de renombrados profesores y mantiene una intensa labor en el ámbito de la música de cámara, recibiendo clases de importantes figuras.

De manera ininterrumpida, desarrolla una gran actividad como mitad integrante del 'Samino Dúo', junto con su hermana y clarinetista Nerea Samino, recibiendo elogios por su intensa labor y conexión musical por parte de artistas de talla internacional. La última vez que se pudo disfrutar de la música de este dúo fue el pasado mes de abril.

Precoz representante del esfuerzo y talento, a lo largo de su carrera ha ganado primeros premios nacionales e internacionales en diversos concursos. También ha desarrollado una creciente actividad concertista actuando en varios lugares del mundo y durante varios años ha recibido el apoyo del AIE mediante sus becas de formación y 'Juventudes Musicales', así como la asociación europea 'Live Music Now Yehudi Menuhim'.

 

Fotos

Vídeos