Tres jueces escoceses declaran ilegal la suspensión del Parlamento de Londres

Tres jueces escoceses declaran ilegal la suspensión del Parlamento de Londres

La suspensión sería 'nula y sin efecto', pero el Tribunal Supremo de Londres verá los tres casos abiertos la próxima semana

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres

Tres jueces del máximo tribunal civil de apelación en Escocia creen que la suspensión del Parlamento decretada por el Gobierno de Boris Johnson y ejecutada en la noche del lunes fue «ilegal, nula y sin efecto». La sentencia es el resultado de un recurso de más de setenta diputados al fallo de otro juez del mismo tribunal, que la pasada semana consideró que el asunto es materia política y no de los jueces.

Tras la publicación del argumento central de los tres jueces -que darán a conocer su sentencia el viernes-, hubo demandas de la oposición para que se reuna de nuevo el Parlamento. El Gobierno lo ha rechazado. El Tribunal Supremo de Inglaterra y Gales, cuya opinión en este caso tiene autoridad sobre los magistrados escoceses, analizará esta y otras dos peticiones contra la suspensión a partir del martes.

Los tres jueces coinciden en que la suspensión «fue decidida para obstaculizar al Parlamento». Llegaron a esa conclusión tras analizar los documentos que los abogados del Gobierno tuvieron que depositar en el tribunal. A uno de los jueces, lord Drummond Young, la lectura de los correos y memorandos entre funcionarios, asesores y políticos le lleva a afirmar que «no hay otra explicación».

Para lord Brodie, el episodio «es un caso atroz de incumplimiento de los estándares de conducta generalmente aceptados para las autoridades públicas». Con la suspensión, según este magistrado, el Ejecutivo quería «perseguir una política de Brexit sin acuerdo, sin más interferencias del Parlamento». El presidente del tribunal y juez de más rango en Escocia, lord Carloway, cree que hay ilegalidad «si su propósito es obstaculizar el escrutinio parlamentario del Ejecutivo, que es un principio central consagrado en la constitución (se deduce de los principios de la democracia y del imperio de la ley)».

Soberanía

Los tribunales en primera instancia, incluido el Superior de Londres, presidido para la ocasión por el Lord Jefe de la Justicia en Inglaterra y Gales, rechazaron las peticiones de anular la orden de suspensión. Esta es la primera sentencia que llega después de que el Parlamento bloquease la posibilidad de una marcha sin acuerdo y también dos días después de la suspensión.

El presidente del tribunal escocés, Carloway, recoge en su razonamiento el argumento del abogado David Pannick en el juicio del Tribunal Superior en Londres y que decidirá probablemente el caso ante el Tribunal Supremo: la decisión de suspender el Parlamento es prerrogativa de la política, pero quiebra la ley si su objetivo es coartar la soberanía del Parlamento, por ser un pilar de la constitución.

El caso escocés ha incorporado ese argumento iniciado por Pannick en la petición de Gina Miller, el exprimer ministro, John Major, y otros políticos. En Belfast, el Tribunal Superior regional dictará este jueves su sentencia sobre el recurso de Raymond McCord, activista en favor de las víctimas del terrorismo, contra el rechazo en primera instancia de su petición de cancelar la suspensión del Parlamento y prohibir el Brexit sin acuerdo.

Los abogados de McCord argumentan que una marcha sin acuerdo crearía un grave riesgo para la paz pactada en 1998. Según la televisión 'ITV', un letrado del Gobierno recordó al juez que la Unión Europea es mencionada una sola vez en el Acuerdo de Belfast, o de Viernes Santo. En el prólogo se menciona un compromiso de Reino Unido e Irlanda de ser «vecinos amistosos y socios en la Unión Europea».

Más información