Gran manifestación en Londres por el segundo referéndum

Manifestantes de Londres, piden volver a votar sobre el 'Brexit'. / Reuters

Los partidarios de la permanencia ganan la batalla de las manifestaciones pero en el Parlamento hay ahora mayoría por el 'Brexit'

IÑIGO GURRUCHAGA

Un millón de británicos, según los organizadores, procedentes de las islas escocesas, de Bristol, Mánchester o Leeds se han manifestado por el centro de Londres para exigir que se celebre un segundo referéndum sobre el 'Brexit'. Han sido convocados por 'People's Vote', una campaña que desde abril del pasado año ha buscado el apoyo de diputados y movilizado a los ciudadanos para revertir el resultado de 2016. Pero la popularidad de su causa no se abre paso en el Parlamento o en la opinión pública.

Según el experto en sondeos, John Curtice, la paralización del 'Brexit' en el Parlamento por el rechazo al Acuerdo de Salida aprobado en noviembre por el Gobierno británico y el Consejo Europeo no ha provocado un aumento sustancial de los partidarios de una segunda consulta. Los porcentajes que registran los sondeos dependen de la pregunta que se hace a los encuestados.

Cuando se les pregunta si son partidarios de que haya una votación popular sobre la futura relación con la UE, el 48% manifiesta su apoyo y el 36% su oposición. Cuando la pregunta incluye en la definición de la consulta que sería una repetición del celebrado en 2016, con la opción de votar por la marcha o la permanencia, los que se oponen son mayoría, 52%, frente al 38% partidario.

En el Parlamento, donde tendría que surgir la iniciativa de una segunda consulta, los números no llevan a pensar que es posible ahora una votación favorable al principio de la convocatoria de un nuevo referéndum o para promover la legislación necesaria para su organización. El Gobierno no lo quiere y en la oposición solo los independentistas escoceses, los liberal-demócratas, el nuevo grupo de independientes, nacionalistas galeses y la diputada verde lo defienden con nitidez.

La manifestación 'anti-Brexit' en imágenes

La posición laborista es cuidadosa. La conferencia del partido resolvió en septiembre una disputa entre los miembros partidarios de la segunda consulta y la dirección de Jeremy Corbyn, apoyada por algunos sindicatos fuertes, aprobando un documento que incluye la convocatoria de un referéndum como parte de una estrategia cuya prioridad para los líderes es forzar nuevas elecciones.

Otros planes

Corbyn reiteró el compromiso con la segunda consulta en febrero, pero ya ha manifestado que no apoyará una propuesta de dos diputados laboristas para condicionar el respaldo del grupo parlamentario al Acuerdo de Salida a que May acepte someterlo a una consulta, con la opción 'Acuerdo o permanencia'. El anuncio de Corbyn favorable a la consulta se produjo en el contexto de la escisión de diputados pro-UE y del temor a que se extendiera.

En el atardecer del viernes, víspera de esta manifestación, la cuenta oficial del Partido Laborista en Twitter publicó este mensaje: «¿Grandes planes para el fin de semana? ¿Por qué no te unes mañana a nosotros en #LaboristasPuerta@Puerta? Encuentra un evento cerca #Reconstruyendo'Britain'». La campaña para las elecciones municipales es su prioridad.

Manifestantes de Londres, piden volver a votar sobre el 'Brexit'. / Reuters

El vicelíder del partido, Tom Watson, que está convocando reuniones para agrupar a 'blairistas' (partidarios de Tony Blair) y 'brownitas'(de Gordon Brown)- los dos bandos de parlamentarios que se disputaban el control del grupo antes del ascenso irresistible de Corbyn-, se ha sumado a la manifestación. Pero lejos de ser una muestra de apoyo oficial es una advertencia o un desafío al actual liderazgo.

Los sentimientos fuertes de los partidarios de la permanencia en la UE se expresan en grandes manifestaciones o en la rapidez con la que una recogida de firmas para pedir al Parlamento que revoque el 'Brexit' ha superado los cuatro millones de signatarios. Su promotora, una profesora universitaria jubilada, ha recibido amenazas de muerte. Militantes de la causa se apostan diariamente ante las puertas del Parlamento con banderas, pancartas y megáfonos.

También se concentran en el exterior del Palacio de Westminster partidarios del 'Brexit', uno de ellos ahora procesado por insultos a una diputada. Nigel Farage promovió una marcha desde Sunderland, que llegará a Londres el próximo viernes, 29 de marzo, que era el 'Freedom Day', el día de la libertad, hasta que el Consejo Europeo arrebató a May el calendario del 'Brexit'. Farage abandonó la marcha poco después de iniciarse por la escasa participación.

La batalla de los números en manifestaciones la han ganado los partidarios de la permanencia. Eran también mayoría en el Parlamento, que es el protagonista en los últimos meses y que esta semana tomará decisiones fundamentales sobre el 'Brexit'. La trayectoria de la Cámara muestra que hay ahora una holgada mayoría para respetar el resultado de 2016 y proceder a la marcha de la UE, y que la posibilidad de una nueva consulta solo puede abrirse si en los próximos días se impone la petición de una larga prórroga.

Manifestación de británicos en Madrid

La asociación EuroCitizens, que pertenece a la coalición British in Europe (Británicos en Europa), se concentrará este sábado a las 12 horas una concentración en la Plaza Margaret Thatcher de Madrid -al lado de la de Colón- «en defensa de los derechos de los cinco millones de europeos en el Reino Unido y británicos en la Unión Europea y para pedir un segundo referéndum sobre la salida de Gran Bretaña de la UE».

Para EuroCitizens, una victoria europeísta en un segundo referéndum sería «el final de una larga pesadilla». «Somos europeos, nos sentimos europeos, hemos ejercido de europeos durante muchos años y queremos seguir siendo ciudadanos europeos», dicen en un comunicado.

En él, avanzan que la concentración será un «acto lúdico», con actividades para niños, poesía y música además de los habituales discursos, para celebrar su «identidad europea».

Más información