La Ley de Protección Civil de Extremadura hará incidencia en la prevención de vulnerabilidades

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio asegura que se busca que Extremadura cuente con un «sistema propio y permanente» de Protección Civil y de Gestión de Emergencias

EFE

La Ley de Protección Civil y de Gestión de Emergencias de Extremadura trabajará también sobre los riesgos e implantará políticas de prevención que reduzcan las «vulnerabilidades» que se detecten en la comunidad autónoma.

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, ha expuesto en el pleno de la Asamblea de Extremadura el contenido de este proyecto de ley, que inicia hoy su trámite parlamentario.

García Bernal ha explicado que con este texto se busca que Extremadura cuente con un «sistema propio y permanente» de Protección Civil y de Gestión de Emergencias, que tenga en cuenta «el antes, el durante y el después».

Tras destacar que es fruto de los análisis comparativos de los mejores textos vigentes en esta materia, la consejera ha destacado que la nueva ley, ajustada a la ley básica estatal y a las normativas europeas, establece un «marco transversal» y «con un mando único en la gestión de emergencias«, con el 112 como centro coordinador con una experiencia ya acumulada de 20 años y 14 millones de llamadas recibidas.

La ley establece la creación de planes de emergencia y protocolos de actuación «estudiados y ensayados», así como la de un plan territorial de Protección Civil y planes especiales en este ámbito.

Además contempla la constitución de una comisión interinstitucional para coordinar las acciones y medidas de reparación que se deban llevar a cabo en las zonas que hayan sufrido daños por una situación de emergencia o catástrofe.

García Bernal ha destacado que con este proyecto de ley se busca de manera «incesante» la calidad en los servicios públicos de Emergencia y Protección Civil, por lo que la Junta de Extremadura está abierta a todo tipo de aportaciones para que el texto pueda ser mejorado y consensuado.

Para el diputado del PP Saturnino López Marroyo, se trata de una ley «bastante técnica y sin grandes estridencias», en la que «mucha cuestiones pueden ser mejoradas» para dar una respuesta coordinada y eficiente a las emergencias que pueden registrarse en la comunidad autónoma, además de hacer hincapié en que tienen que mitigarse y prevenirse los riegos que se detecten.

En este sentido, el parlamentario del PSOE Manuel Vázquez Villanueva ha indicado que la ley busca ser una «herramienta fundamental para la seguridad de las personas, los bienes y el medioambiente» en la que «nada se deja al arbitrio» y en la que se establecen «mapas de riesgo».

Sin embargo, para el portavoz de Podemos, Álvaro Jaén, se trata de una ley «muy electoralista», presentada a tres meses de las elecciones, con un texto «muy aséptico y muy insulso», en el que «no se dice ni una sola palabra sobre la evacuación de animales» y de las condiciones laborales del sector, que ha criticado con medidas como la creación de la categoría de bombero forestal, «vacía de contenido».

Begoña García Bernal ha rechazado los argumentos de Jaén y le ha acusado a él precisamente de hacer electoralismo con el tema del Infoex.

La consejera ha destacado que la ley, precisamente, lo que hace es poner en valor la gestión de las emergencias después de un extenso trabajo desarrollado esta legislatura por la Junta de Extremadura con mejoras como la licitación por más de seis millones de euros de la mejora tecnológica del Centro 112.

Además, ha precisado que a finales de 2018, de 388 municipios existentes en la región, 134 contaban con planes de emergencia municipales y 89 los tenían licitados, adjudicados o pendientes de entrega, por lo que quedarían para licitar este año sólo seis municipios mayores de 5.000 habitantes que no se encuentran en zonas de riesgo.

 

Fotos

Vídeos