El SES tiene 88 plazas de médicos sin cubrir y la mayoría son de especialistas

Imagen de archivo de médicos en una operación. :: hoy/
Imagen de archivo de médicos en una operación. :: hoy

Todas las áreas de salud están afectadas, pero las que presentan un mayor déficit de profesionales son la de Cáceres y la de Don Benito-Villanueva

ÁLVARO RUBIOCÁCERES.

Extremadura necesita médicos. La falta de profesionales es una situación que se da en las ocho áreas de salud de la región y, aunque la Administración lanza un mensaje de calma, las cifras hablan por sí solas. Actualmente esta comunidad autónoma tiene 88 plazas vacantes. Según la Secretaría General del Servicio Extremeño de Salud (SES), se necesitan 59 facultativos especialistas de área, 25 médicos de familia y cuatro pediatras de Atención Primaria.

A ellas se suman «un número reducido de vacantes en otras categorías sanitarias y de gestión y servicios que tienen posibilidad clara de cobertura con bolsas de trabajo con un número suficiente de aspirantes», según matizan desde el Servicio Eextremeño de Salud, que no aporta la cifra exacta.

Especialidad Vacantes
1
Cirugía General y Aparato Digestivo 8
2
Anestesiología y Reanimación 7
3
Cirugía Ortopédica y Traumatología 5
4
Oftalmología 4
5
Radiodiagnóstico 4

El problema afecta a todos los hospitales, aunque son los de la provincia de Cáceres los que presentan un mayor déficit. Los centros sanitarios de sus cuatro áreas suman 40 vacantes, mientras que en los de Badajoz son 37. En servicios centrales también hay una plaza sin cubrir.

Por áreas, tanto Cáceres como Don Benito-Villanueva de la Serena necesitan 15 médicos cada una. A ellas les sigue Coria con 13, Navalmoral de la Mata con 12, Plasencia con diez, Badajoz con nueve, Llerena-Zafra con siete y Mérida con seis.

Por especialidades, Cirugía General y Aparato Digestivo es la que presenta una situación más preocupante. Registran una carencia de ocho facultativos. De hecho, solo en Don Benito-Villanueva de la Serena hay tres plazas que no están cubiertas. En Anestesiología y Reanimación sucede algo similar. Faltan siete especialistas y tres de ellos pertenecen al hospital Virgen del Puerto de Plasencia.

Este tipo de carencias ha hecho que durante los meses de verano algunos servicios hayan tenido que interrumpir su funcionamiento. Es el caso de Cáceres, donde se ha cerrado temporalmente Cirugía Vascular y Angiología. De los cuatro facultativos especialistas de área con los que cuenta, dos se encuentran de baja y los otros dos, que se han ocupado de mantener operativa la actividad incluso con guardias permanentes, según la Administración, tenían que disfrutar de sus vacaciones. «La semana que viene volverán las consultas externas y la cirugía ambulatoria pero seguirán derivándose los pacientes a Badajoz hasta que se incorporen o se encuentren sustitutos para las dos bajas», aclara la Consejería de Sanidad.

En las zonas rurales la situación también es complicada. Así lo ponen de manifiesto algunos profesionales. Según Andrés Gaspar, médico de familia en la localidad pacense de Fuente del Maestre, «durante este verano, ha habido semanas en las que dos profesionales hemos hecho el trabajo de cinco». Asegura que incluso han tenido que retrasar sus vacaciones. «No dábamos abasto. En mi caso he llegado a hacer más de 60 horas en una semana», detalla.

Falta de previsión

El Sindicato Médico de Extremadura (Simex) eleva a 122 el número de plazas que no están cubiertas por facultativos y asevera que esto se debe a la falta de previsión. «El Plan de Ordenación de Recursos Humanos del SES no ha valido para nada porque no plantea medidas para abordar la situación de nuestra región, que tiene una población muy envejecida y una gran dispersión del territorio», explica María José Rodríguez, secretaria general de Simex.

Alude a las condiciones laborales. «Se van a otras regiones por falta de incentivos económicos y sobrecarga horaria», añade Rodríguez, que apunta a que «la situación va a peor porque en los próximos años habrá muchas jubilaciones».

Por su parte, la Junta de Extremadura asegura que la situación está controlada. «Buena parte de las vacantes podrán cubrirse mediante los procesos selectivos que están en curso actualmente», especifican desde la Consejería de Sanidad. Detallan que para facultativos y licenciados sanitarios se han sacado un total de 656 plazas en más de 25 especialidades. Entre ellas se encuentran las que presentan un mayor déficit de plazas cubiertas como Anestesiología y Reanimación, Cirugía General y Aparato Digestivo, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Oftalmología y Radiodiagnóstico.

Adelantan que «en breve se pondrán en marcha nuevas convocatorias para otras especialidades». Su objetivo es «consolidar empleo de calidad para sus profesionales sacando a concurso oposición todas las plazas». Sin embargo, el SES reconoce que «puede haber determinadas especialidades en las que, ante la falta de profesionales en todo el Sistema Nacional de Salud, siga existiendo alguna vacante por imposibilidad de cobertura».