Fallece un primo del extremeño Gil Tamayo durante su ordenación como obispo de Ávila

Gil Tamayo, recibido por la consejera de Familia de Castilla y León - /ICAL / ABC
Gil Tamayo, recibido por la consejera de Familia de Castilla y León - / ICAL / ABC

La ceremonia se interrumpió durante más de 40 minutos

MONTSE SERRADOR /ABC.ES y EFE

Un primo carnal del extremeño José María Gil Tamayo ha fallecido este sábado en la catedral de Ávila durante la ceremonia en la que el actual ex secretario general de la Conferencia Espiscopal era ordenado como nuevo obispo de Ávila. El fallo cardíaco sufrido por este hombre de 70 años ha obligado a interrumpir la celebración durante casi tres cuartos de hora. El familiar de Gil Tamayo fue asistido en la propia seo por varios sanitarios. Tras los intentos de reanimación, fue trasladado a una ambulancia, pero poco después, y una vez reiniciada la ceremonia, se confirmaba que había perdido la vida.

El obispo electo de Ávila había llegado minutos antes de las 10.45 horas a las puertas de la Catedral de El Salvador, de Ávila, donde este sábado será ordenado obispo de la Diócesis por el cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, el abulense Ricardo Blázquez.

«Velo de sospecha«

Con unos 1.500 asistentes, el presidente de la Conferencia Episcopal Episcopal y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que ha sido el ordenante, el nuevo obispo se ha referido al «velo de sospecha» sobre los «sacerdotes buenos».

«En estos momentos -ha dicho- en que, tomando pie de pecados y delitos que desde la comunidad eclesial se han cometido y por los que pedimos perdón y trabajamos en su erradicación y prevención, se quiere extender injustamente un velo de sospecha sobre la multitud inmensa de sacerdotes buenos que sirven a Dios y a la gente de forma fiel, abnegada y ejemplar», ha reflexionado.

Gil Tamayo ha expresado, por otra parte, la necesidad de «fortalecer el aporte educativo a la sociedad abulense» como un «servicio social de primer orden» y haciéndolo a partir de una «cosmovisión cristiana sin complejos y con calidad».

Otro de los objetivos de su labor pastoral es el del «cuidado» de la familia, el fomento del apostolado seglar, y «revitalizar» el «afán misionero y evangelizador».

Esto debe hacerse desde el «respeto a las convicciones y creencias» de los demás, «a la libertad», pero a la vez «sin complejos ni reduccionismos acomodaticios» con la exigencia del «respeto exquisito» al derecho a la libertad religiosa, «la nuestra y la de los demás».

Gil Tamayo (Zalamea de la Serena -Badajoz-, 1957) ha elegido como lema como obispo el de «No he venido a ser servido, sino a servir».

Por su parte, el cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, ha dicho a Gil Tamayo en la ceremonia, que dada la situación actual de la Iglesia, «una tarea fundamental de todo obispo es la de cuidar y acompañar cordialmente a los presbíteros en sus gozos y en su cruz».

«La situación actual de la Iglesia en nuestras latitudes requiere especialmente que seas para ellos padre, hermano y amigo», ha dicho, Blázquez que ha rememorado su comienzo como obispo destacando que se encomendó a Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz y San Pedro de Alcántara.

Ambulancia en la catedral de Ávila
Ambulancia en la catedral de Ávila / M.S.

 

Fotos

Vídeos