Un juez es expulsado de la carrera judicial tras la condena por maltrato a su pareja, magistrada en Badajoz

Entrada a los juzgados contencioso y mercantil de Badajoz./HOY
Entrada a los juzgados contencioso y mercantil de Badajoz. / HOY

El magistrado, que ejercía en Ciudad Real, había denunciado a su vez a ella, jueza en Badajoz, por supuesto trato de favor en sus decisiones

REDACCIÓN

Luis José Sáenz de Tejada ha perdido su condición de magistrado tras su condena firme de 33 meses de prisión en total por un delito de maltrato psicológico a su expareja y madre de sus dos hijos, jueza en Badajoz, y tres de amenazas. Tampoco puede aproximarse ni comunicarse con ella durante un plazo máximo de seis años. El Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado martes publicó el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) del 27 de febrero por el que se le expulsa de la carrera judicial «por haber sido condenado a penas privativas de libertad como autor de delitos dolosos» por el Juzgado de lo Penal número 1 de Badajoz.

La sentencia tiene fecha del 10 de agosto del 2017. Durante este tiempo, el magistrado, que en el momento de los hechos ejercía en Puertollano y posteriormente en Ciudad Real, ha estado suspendido provisionalmente de sus funciones.

La denuncia por maltrato psicológico que finalmente le ha apartado de la carrera judicial fue presentada por ella en septiembre del año 2013, cuando ya habían interrumpido una relación sentimental iniciada en 2002 y después de que él la acusara en los tribunales de beneficiar a su nueva pareja designándole administrador concursal en varios procesos importantes, como el de la Clínica Extremeña de la Salud o el Club Deportivo Badajoz. Para ello se basó en la información proporcionada por los detectives que contrató en dos ocasiones distintas.

Por este motivo, el CGPJ abrió a la jueza pacense un expediente disciplinario que fue archivado al no observar actuación irregular de la jueza o trato de favor.

La misma decisión adoptaron tanto el Consejo General del Poder Judicial como el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), que llegó a imputarla por supuesta prevaricación, cohecho y tráfico de influencias, por haberse ausentado para impartir cursos o por haber favorecido también a su entonces novio y posteriormente marido en un litigio en el que él ejercía como abogado de una de las partes. Todos estos procesos contra ella fueron sobreseídos.

Sufrimiento

Este cruce de acusaciones, tanto de índole personal como profesional, hizo que las diferencias entre ambos jueces aparecieran en repetidas ocasiones en los medios de comunicación regionales y nacionales entres los años 2013 y 2015.

Ahora se sustancian en la expulsión de Sáenz de Tejada de la carrera judicial después de que el Juzgado de lo Penal número 1 de Badajoz haya considerado probado «el carácter humillante, despectivo y denigratorio de las frases y amenazas que el acusado dirigía a su pareja, que son susceptibles de ocasionar sufrimientos psicológicos a cualquier persona que los reciba».

En la sentencia, la magistrada Paula Orosa Rico no observó «fisura, ni contradicción, ni laguna» en las declaraciones de ella. También tuvo en cuenta los mensajes de móviles que fueron aportados.