La región pierde 7.057 habitantes según el último padrón oficial

Cáceres es una de las ciudades donde creció el censo en 2018. /HOY
Cáceres es una de las ciudades donde creció el censo en 2018. / HOY

La provincia de Cáceres ya está por debajo de los 400.000 empadronados y diez localidades tienen menos de 100 personas

REDACCIÓN

Extremadura perdió 7.057 habitantes según su padrón oficial a 1 de enero de 2018 en relación a la misma fecha del año 2017, según los datos hechos públicos ayer por el INE (Instituto Nacional de Estadística). La comunidad autónoma se queda en 1.072.863 habitantes.

El segundo dato destacado es que la provincia de Cáceres baja de los 400.000 habitantes y se queda en 396.487 personas. Badajoz alcanza los 676.376. En el caso de la primera, la caída es de 3.549 habitantes y en la provincia pacense de 3.508 empadronados.

Más información

Asimismo, Juan Francisco Caro, en su blog 'Extremadura en datos', a la vista de las cifras oficiales publicadas por el INE, ponía ayer el foco en el aumento de localidades extremeñas que ya no alcanzan los 100 habitantes, un signo claro de que aumenta la despoblación en la comunidad autónoma. En concreto, pasan de nueve a diez, pero «hace una década sólo eran cinco», recuerda Caro.

En el último año se han incorporado Valdecañas de Tajo (99 habitantes, 24 menos en el último año) y Berrocalejo (91 habitantes, 11 menos). Por el contrario, Higuera escapa de la lista por haber subido hasta 102 empadronados, tres más que un año antes.

A la cabeza de esta clasificación están Campillo de Delitosa (62 habitantes), Ruanes (65) y El Carrascalejo (67), y le siguen Benquerencia (77), Cachorrilla (78), Pedroso de Acim (85), Robledillo de Gata (91) y Garvín (98). Se da la circunstancia de que nueve de estos diez municipios más pequeños de la región están situados en la provincia de Cáceres.

En el último año, 52 localidades aumentaron población. Mérida, Cáceres y Almaraz fueron las principales, según Caro

«Si ampliamos el foco –detalla el periodista Juan Francisco Caro en su blog– el último padrón oficial apunta que 217 de los 388 municipios extremeños tienen menos de mil habitantes. Son dos más que el año anterior y 19 más que una década atrás».

En el último año, sólo 52 localidades han ganado población. En cifras absolutas, Mérida (165 habitantes más), Cáceres (151) y Almaraz (114) son las que registran los mayores incrementos. Cinco municipios se han mantenido y todos las demás han perdido habitantes, con Plasencia (-219 habitantes), Coria (-198), Villafranca de los Barros (-188), Navalmoral de la Mata (-127) y Villanueva de la Serena (-123) en las primeras posiciones en números totales.

Grandes municipios

«Echando la vista atrás, observamos que, en general, son los grandes municipios los que han visto crecer la población en la última década, mientras que la gran mayoría de los restantes ha ido perdiendo habitantes en mayor o menor proporción», concluye el autor de 'Extremadura en datos'.

Una de las excepciones más curiosas es que entre los diez municipios con mayor crecimiento porcentual de la población hay cuatro de la comarca del Campo Arañuelo: Almaraz, con un 41,2% más de habitantes, el mayor crecimiento de toda la región; Romangordo, en segunda posición, con un 25,7% más; Saucedilla, cuarto, con un 10,3% más; y Belvís de Monroy, sexto, con un 7,7%.

En el lado contrario, Descargamaría (-42,6%), Villamiel (-38,8%), Carrascalejo (-33,9%) Robledillo de Gata (-30,5%) y Casares de las Hurdes (-30,3%) registran las mayores pérdidas relativas de población a lo largo de la última década.

Temas

Ine
 

Fotos

Vídeos