Extremadura tiene actualmente doce plantas fotovoltaicas en construcción

Obras de construcción de una planta de Enel Green en Logrosán. :: hoy/
Obras de construcción de una planta de Enel Green en Logrosán. :: hoy

Otros 61 proyectos de renovables están en tramitación en la región con una inversión asociada que llega a los 2.900 millones

CELESTINO J. VINAGRE MÉRIDA.

Extremadura está en plena ebullición con los proyectos de energía renovable. Está viviendo una edad de oro mayor que la que se vivió en la década pasada. Dos datos resumen gráficamente el desarrollo de un sector en la región que arrastra inversiones millonarias y un volumen de trabajo muy importante. De un lado, en lo que llevamos de 2019 doce plantas fotovoltaicas han empezado a construirse. Suponen una inversión de 732 millones de euros. De otra parte otros 61 proyectos de energía verde, que suponen 2.900 millones, se encuentra en plena tramitación administración.

La puesta en marcha en marzo del parque eólico de El merengue, en Plasencia, el primero de la región (40 millones de inversión) y la entrada en servicio esta primavera de una nueva fotovoltaica en la pedanía pacense de Alvarado (otros 40 millones) son dos de los ejemplos de cómo se está pasando de los papeles a la realidad.

El parón a las renovables es ya historia y la comunidad autónoma está siendo una de los principales focos de atracción de proyectos de los promotores. Grandes multinacionales como Iberdrola, Enel Green Power, Naturgy o X-Elio están detrás de ellos. Naturgy acaba de confirmar, entre otras buenas noticias, que va a construir otro segundo parque de aerogenadores en el municipio placentino.

Hasta 2017 había 1.449 megavatios instalados en la región; este año serán 716 nuevos en fotovoltaica

Los datos oficiales de la Consejería de Economía e Infraestructuras indican que en estos primeros cinco meses del año están en obras doce nuevas plantas de energía solar fotovoltaica. La potencia total instalada asciende a 716,58 megavatios (MW). Estarán terminadas entre finales de este 2019 y principios del próximo 2020. Su presupuesto global, 732 millones.

La más importante, por su tamaño, es la que está levantando Iberdrola entre los términos municipales de Usagre e Hinojosa del Valle, en el sureste regional, de 500 megavatios y 300 millones a invertir.

Las que se están construyendo entre Talarrubias y Casas de Don Pedro (La Siberia) y en Logrosán (Villuercas), de 128,8 MW y algo más de 100 millones de euros de inversión en cada una de ellas, son las segundas con mayor peso en cuanto a generación de empleo y dinero.

Además están en obras sendas plantas en Trujillo (50 MW) y Casatejada (20 MW), en la provincia de Cáceres, y otra en Talarrubias (85,89 MW), Badajoz. Igualmente a punto de empezar está otra en Mérida, de 50 megavatios de potencia instalada y otras dos, de 24 MW, en Fuente del Maestre y Burguillos del Cerro. Estas de Mérida, Fuente del Maestre y Burguillos son tres de las 25 en total que en Extremadura disponen ya de al menos autorización administrativa para empezar a construirse. Son 16 en la provincia pacense y 9 en la cacereña.

Casi todo fotolvatica

La dinámica actual del sector y la situación del mercado aventuran a que una inmensa mayoría de esas fotovoltaicas acabarán fructificando y, por tanto, poniéndose en servicio en un plazo no más lejos de dos años. Suman otros 2.073,47 megavatios de potencia instalada para producir electricidad. Esa potencia traducida a euros equivale a 1.658 millones.

Una simple vista atrás sirve para determinar el impacto de las renovables en Extremadura en esta legislatura. La situación de partida era, según se refleja en el balance de energía eléctrica de 2017, que entre todos los tipos de tecnología 'verde' (solar termoeléctrica, fotolvoltaica y biomasa) había instalados 1.449 megavatios hasta entonces. Solo en este año se activarán otros 716,58 y a corto plazo se pueden sumar otros 2.073.

Más

De hecho, otra estadística, la que muestra cuántos proyectos están ahora en tramitación en la comunidad autónoma, confirma las extraordinarias perspectivas también a medio plazo. En Extremadura se encuentran 61 proyectos fotovoltaicos tramitándose, bien ante la Junta (54), bien ante el Gobierno (7). La potencia a instalar asciende a 3.727 MW y la inversión asociada estimada se dispara hasta los 2.900 millones de euros.

La práctica totalidad de esos nuevos proyectos renovables se corresponden con plantas de energía solar fotovoltaica. En energía eólica son nueve los proyectos que se hallan ahora en fase administrativa, con una potencia a instalar de 245 megavatios. En todo caso solo se atisba a corto plazo que salga el segundo parque previsto en Plasencia.