Casi la mitad de los ensayos clínicos son para tratar a pacientes oncológicos

Investigadores en el Ciberned, uno de los centros de ensayos clínicos de Extremadura. /HOY
Investigadores en el Ciberned, uno de los centros de ensayos clínicos de Extremadura. / HOY

Suben un 16% los trabajos de investigación del sistema sanitario público, aunque la Junta admite que se requiere más inversión

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Se incrementan los ensayos clínicos en Extremadura impulsados desde el sistema público sanitario. Fueron 609 en 2018, un 16% más que el año anterior, según la memoria de los resultados y los datos de investigación del sistema sanitario extremeño. El documento, presentado ayer por el vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, José María Vergeles, indica que 38 grupos de investigación trabajaron en los dos centros acreditados para esos ensayos, los hospitales universitarios de Cáceres y Badajoz. 31 de esos grupos fueron liderados por la universidad regional, 6 por el SES y uno por la Fundación Neofacial. Se contabilizaron 377 investigadores, el 57% de ellos hombres, según la memoria.

265 de los 609 ensayos clínicos se realizaron el área de salud de Cáceres mientras que 190 fueron en la de Badajoz y 68 en la de Mérida. Además, 37 fueron en el área de Plasencia, 16 en la de Don Benito-Villanueva, 15 en la de Llerena-Zafra, 16 en la de Navalmoral y 2 en la de Coria. La mayoría de los trabajos de investigación se centraron en la especialidad de oncología, 144 ensayos, seguidos de la de hematología (68), cardiología (60), neumología (54), neurología (42) y reumatología (37).

El consejero de Sanidad y vicepresidente segundo de la Junta, José María Vergeles, se mostró satisfecho por el incremento de los ensayos clínicos porque, además de los trabajos en sí, «dan un plus de calidad al desarrollo de las áreas de salud donde se realizan». En cuanto al gasto público en innovación e investigación sanitaria admite que hay que aumentarlo a corto plazo. Extremadura destina el 0,6% de su PIB a investigación e innovación; la recomendación es que sea el 3%. En este sentido el gasto general en investigación y desarrollo en Extremadura ascendió a 114 millones en 2017 (no hay datos cerrados de 2018). De esos 114 millones, cerca de 60 se centraron exclusivamente en investigación sanitaria.